El Fuenlabrada pesca subvenciones millonarias pese a su polémica con el Dépor

El Ayuntamiento de Fuenlabrada invertirá 6,5 millones en la ampliación del estadio del club presidido por Jonathan Praena

Jonathan Praena

Jonathan Praena, presidente del CF Fuenlabrada

El culebrón que el Club de Fútbol Fuenlabrada protagonizó el verano asado con su brote de 28 contagiados por coronavirus no le pasa factura en su relación con el Gobierno municipal al menos en lo que a subvenciones se refiere.

El proyecto de presupuestos municipales para el año 2021 que el alcalde de la ciudad, el socialista Javier Ayala, ha lanzado contempla una reducción de la subvención que percibe el club desde los 672.000 euros a los que ascendió el año pasado a los 350.000 euros para el 2021, según recoge el medio fuenlabreño Al Cabo de la Calle.

Se trata de un recorte del 47% que, sin embargo, queda más que compensado con los 6,5 millones de euros que el consistorio local ha comprometido en inversiones para la ampliación del Estadio Fernando Torres, cuya concesión y posterior retasación se convirtió en objeto de polémica el pasado verano.

La polémica retasación

Y es que, tras el ascenso del club madrileño a Segunda División en 2019, el Ayuntamiento de Fuenlabrada cedió el uso de estas instalaciones al club presidido por Jonathan Praena por un periodo de 25 años. Los tasadores de Tinsa otorgaron a esta concesión una valoración de 2 millones de euros inicialmente, una cifra que con la que el club no se mostró conforme, motivo por el cual pidió a la Liga de Fútbol Profesional (LFP) que preside Javier Tebas que le recomendase a otros profesionales del sector. Finalmente, esta tarea recaería en los arquitectos Esther Vallejo y José Canduela, que retasarían el valor de esta concesión en 5,5 millones de euros, casi el triple que Tinsa.

Esta imputación del valor de la concesión, unida a la subvención finalista de 672.000 euros insufló un total de 1,125 millones de euros en las cuentas del Fuenlabrada durante la temporada pasada, según se desprende del presupuesto que el club presentó en 2019.

Dispara un 40% su límite salarial

La retasación del estadio tiene un efecto doble sobre los números del Fuenlabrada. Por un lado, permite que el club mueva al alza su cuenta de resultados y logre anotarse una subida del 40% en el límite salarial que la Liga de Fútbol Profesional (LFP) le ha asignado para esta temporada y que se calcula en función de los ingresos totales y la estructura de gastos del club. El techo salarial se eleva, de esta manera, de los 4,1 a los 5,7 millones de euros (el duodécimo mayor de la categoría) en un año marcado por la crisis del Covid-19.

Pero, además, esta retasación del estadio ha permitido que el conjunto madrileño deje atrás la quiebra técnica, al pasar de contar con un patrimonio negativo de 3,6 millones de euros a arrojar en este apartado un resultado positivo por valor de 940.000 euros al cierre de la temporada 2018-2019.