El Gobierno ultima un PERTE a la medida de Alcoa

El Gobierno lanzará antes de que acabe el año el PERTE para la descarbonización de la industria, en el que ha apuntado a sectores como "el acero o el aluminio" como principales beneficiados

Reyes Maroto

La ministra de Industria, Reyes Maroto

Cuenta atrás para el PERTE para la descarbonización de la industria. El Gobierno ultima la elaboración de este Proyecto Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica que tiene el foco puesto en la industria electrointensiva y, más en concreto, en los sectores  del «acero y el aluminio».

Así lo defendía la propia ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, a comienzos de este 2022. Durante un desayuno informativo de Nueva Economía Fórum, la representante del Gobierno subrayaba que existían «grandes proyectos de mejora» en el proceso de descarbonización de ambos sectores, que en los últimos años se han visto obligados a lidiar con la escalada de los precios de la luz.

Está previsto que tanto la orden de bases como la memoria del que sería el duodécimo PERTE estén publicadas ya a finales de año. Será entonces cuando se active este programa que estará dotado de un presupuesto cercano a los 400 millones de euros destinados a inversiones en eficiencia y transición energética.

Alcoa, en el foco

La propia Maroto llegó a señalar que los los proyectos enfocados al «aluminio verde» habían animado el interés para plantear este PERTE para la descarbonización en el que firmas como Alcoa se perfilan como beneficiarias. No en vano, la compañía apagó las cubas de su planta de aluminio de San Cibrao en diciembre del año pasado con la previsión de volver con un aspecto renovado en enero de 2024.

Será entonces cuando la factoría vuelva a operar con una factura de la electricidad previsiblemente más reducida como consecuencia de sus acuerdos para abastecer sus instalaciones de energías renovables. Por el momento Alcoa ha logrado cerrar un acuerdo con Greenalia para cubrir el 45% de los 410 megavatios de energía en carga base que necesita y ultima idénticos contratos con Endesa o Capital Energy.

Consultados por Economía Digital Galicia sobre qué tipo de iniciativas serían susceptibles de encajar en este PERTE, fuentes de la compañía han preferido no adelantar acontecimientos ante la incertidumbre que rodea al programa. «Es un PERTE que está por desarrollar y, además, queda pendiente conocer todos los detalles de la reglamentación», señalan.

¿Un PERTE ampliable?

El contenido de este programa se conocerá en los últimos tres meses del año, tal y como llegó a asegurar recientemente el director general de Industria y de la Pyme, Galo Gutiérrez. «Tenemos la previsión y la obligación de enviarlo en el Consejo de Ministros en el trimestre que empieza ahora y también publicar las bases«, apuntó.

.Es por ello que la primera convocatoria de este PERTE saldrá, previsiblemente, en el primer trimestre de 2023. En este sentido, según Europa Press, el Gobierno trabaja para aprovechar los fondos europeos adicionales que va a recibir España para elevar la dotación de este programa que está orientado a la industria electrointensiva.