El ‘oro’ español de Trafigura, una de las novias de Alcoa: 1.400 millones en activos mineros

Junto con Sidenor, Alvance y Aludium, Trafigura es uno de los grandes grupos que avanza en la carrera por la planta de Alcoa en San Cibrao. Los números de la mina de cobre de Aguas Teñidas, en Huelva, acreditan su envergadura

Imagen de archivo de las protestas de los trabajadores de Alcoa en San Cibrao. EFE/Emilio Pérez

Imagen de archivo de las protestas de los trabajadores de Alcoa en San Cibrao. EFE/Emilio Pérez

La recta final de la venta de la planta de aluminio primario de Alcoa en San Cibrao no es sencilla. Todavía quedan muchas incógnitas sobre la mesa, siendo la principal el papel que desarrollará el Gobierno. La ministra de Industria, Reyes Maroto, presentó esta semana al CEO del grupo aluminero una nueva propuesta para desbloquear el traspaso, que no pasa por la intervención de la SEPI, aunque sí abre la puerta a ayudas públicas que garanticen el mantenimiento de inversiones y puestos de trabajo. Los americanos se han dado dos semanas para contestar, pero insisten en que su voluntad es que la administración pública triangule la venta. Lo mismo demandan los trabajadores, que ven en la intervención estatal la única garantía de que no se repetirán los errores cometidos con Alu Ibérica. Pero, mientras tanto, cuatro empresas han presentado ya oferta por el histórico activo de A Mariña. Fuentes relacionadas con el proceso señalan a la metalúrgica vasca Sidenor, los británicos Alvance (los primeros que se interesaron en la factoría), Atlas, el gigante dueño de Aludium, y Trafigura, un importante operador mundial de minas y fundiciones y uno de los mayores comerciantes de metales del mundo, incluido el aluminio.

Trafigura tiene buena prensa. Primero porque es un grupo relacionado con el sector industrial. Segundo, porque, aunque no es español, sí opera en España en el negocio de la minería. Lo hace con un ingente proyecto en el que podría estar cercano a desinvertir, pero los números avalan su gestión. Por otro lado, la oferta no vinculante de Trafigura apuesta porque los trabajadores de San Cibrao participen en el capital de la sociedad que gestionará el activo (de hacerse con él). Este movimiento es interpretado como una muestra de su intención de permanencia en el negocio aluminero.

Activos de 1.400 millones

En cualquier caso, las cifras de su negocio minero son ejemplo de los números con los que se mueve Trafigura en España. La compañía suiza posee el 50% de Matsa, una sociedad minera titular de los derechos de explotación de las minas Aguas Teñidas y Magdalena en el término municipal de Almonaster la Real y de la mina Sotiel en Calañas. Tres enclaves subterráneos que reactivaron en buena medida la actividad minera en Huelva. Matsa no solo explota los yacimientos, también trata los minerales en la planta de procesado que posee. El producto final, concentrado de cobre, zinc y plomo se comercializa desde el puerto de Huelva. En este negocio, Trafigura cuenta con un socio de excepción, el fondo soberano de Abu Dabi.

Según los datos remitidos al Registro Mercantil y consultados por Economía Digital Galicia, Matsa acabó el ejercicio 2019-2020 (cierra su año fiscal en septiembre) con unos activos por valor de 1.353 millones de euros, frente a los 1.538 del año precedente. Con unos fondos propios de 774 millones de euros, la cifra de negocio se elevó hasta casi los 455 millones de euros. La crisis del Covid y el impacto en el precio de los metales se notó, no obstante, ya que el resultado de la compañía se quedó en 11,9 millones de euros, frente a los 41,3 millones del ejercicio 2019.

Impacto del Covid

De hacerse finalmente con San Cibrao, Trafigura en España pasaría del cobre al aluminio, dos metales que sufrieron los rigores de la pandemia, pero que ahora están en línea ascendente. En la memoria de su ejercicio, Matsa, la sociedad participada por la pretendiente de San Cibrao, indica que durante el año 2020, y debido a la crisis del coronavirus, optó por reforzar la liquidez de la sociedad con una firma de líneas ICO por importe de 30 millones de euros. Además, en noviembre del año pasado, firmó un préstamo sindicado con un pool de ocho entidades bancarias por importe de 375 millones de dólares con vencimiento en 2025.

“La pandemia del Covid no tuvo un impacto material significativo directo. No obstante, los confinamientos y las medidas sanitarias a nivel mundial sí generaron impacto en el mercado de los metales, y durante un periodo la cotización del cobre y zinc sufrieron fuertes descensos, impactando en la cifra de venta de los metales durante dicho periodo”, explican los administradores de la compañía que destacan que, no obstante, el 73% de las ventas las representa el cobre.

Plantilla

La minera de cobre tiene una plantilla de más de 750 trabajadores. Fue el pasado junio cuando Reuters informó de que tanto Mubadala como Trafigura se estaban preparando para lanzar la venta de esta sociedad minera. Asegura esta publicación que la intención de ambas compañías es aprovechar el gran momento que atraviesa el cobre y conseguir cerrar la operación en unos 2.000 millones de euros.

Además, Trafigura también es uno de los accionistas de referencia de Atalaya Mining, la empresa que intentó reabrir la mina de Touro. El único activo de Atalaya hasta el momento son las minas andaluzas de Riotinto, también un yacimiento de cobre.