Alcoa declara pérdidas de cien millones, el doble en un año, en la filial de la planta de San Cibrao

Las pérdidas de Aluminio Español, la filial que controla la planta de Cervo en venta, se situaron en 101 millones de euros en 2020, tras una acusada caída de los ingresos y de la producción de aluminio electrolítico

Instalaciones de Alcoa en San Cibrao. EFE/ Emilio Pérez Vázquez

Instalaciones de Alcoa en San Cibrao. EFE/ Emilio Pérez Vázquez

Sigue la deriva de resultados negativos para el aluminio de Alcoa. Lejos de enderezar el rumbo, las cuentas de Aluminio Español correspondientes a 2020, ejercicio que a efectos contables de Alcoa finaliza el 31 de octubre, muestran unas pérdidas después de impuestos de 101,3 millones de euros, frente a los números rojos netos de 48,3 millones del ejercicio precedente, el 19. 

En términos brutos, antes de impuestos, Aluminio Español perdió 86,9 millones el pasado ejercicio, frente a los 49,6 millones en negativo en 2019. Así lo refleja la cuenta de resultados de la filial de la que depende la planta de Cervo actualmente en venta. Y todo ello es resultado, en gran medida, de la caída de la actividad de la fábrica. La producción de aluminio electrolítico en 2020 fue de 212.332 toneladas, cuando un año antes, en 2019, había alcanzado las 229.891 toneladas. 

Caída de producción y ventas

Alcoa también apela a los números para explicar esta situación. Durante la primera mitad de 2020 el precio de cotización del aluminio cayó por debajo de 1.500 dólares por tonelada, recuperándose a partir del tercer trimestre hasta situarse, al cierre del ejercicio, por encima de 1.800 dólares por tonelada, dice. 

Todo ello ha influido en las ventas, que alcanzaron en 2020 las 194.229 toneladas de aluminio comercial, cuando un año antes habían sido 228.186 toneladas. Las ventas por la actividad comercializadora durante el ejercicio 2020 fueron de 1.179.334 toneladas de aluminio (1.173.594 toneladas en 2019). Es decir, la fábrica de Cervo vendió menos el año pasado, pero la filial Aluminio Español, con todo el negocio intragrupo que ahora comienza a reordenar Alcoa para la venta, algo más.  

Los ingresos de la filial de Alcoa que es titular de la planta de A Mariña cerraron 2020 en 2.282 millones de euros, con una caída sustancial sobre los 2.648 millones del ejercicio precedente. De cara a este año, la planta de San Ciprián, dice Alcoa en la memoria de Aluminio Español, prevé una producción de 75.228 toneladas de lingote, 86.924 toneladas de placa y 36.147 toneladas de tocho, “cantidades similares al ejercicio anterior”, explican. Será lo que toque el que será, previsiblemente, el año de la venta.