El viaje de Rodonita de la cogeneración a las placas solares

La Xunta autoriza a la planta de Cerámicas Campo, en A Laracha, a desmantelar parte de la planta de cogeneración que posee para instalar placas solares fotovoltaicas para autoconsumo

Factoría de ladrillo sde Grupo Campos, en A Laracha

Una de las plantas de Rodinita en A Laracha demantelará parte de su planta de cogeración para la instalación de placas solares fotovoltaicas

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

Imagen de que los tiempos cambian y también las energías empleadas en la industria gallega al calor de la descarbonización, el grupo Campo, en manos de los herederos de Epifanio Campo, acaba de obtener luz verde de la Xunta de Galicia para desmantelar en su fábrica de ladrillos ubicada en A Laracha la planta de cogeneración que posee desde hace décadas e instalar en su lugar placas solares fotovoltaicas.

Según la información publicada en el Diario Oficial de Galicia (DOG), la filial del grupo Rodonita Energía desmantelará de forma parcial la planta de cogeneración quela compañía tiene en A Laracha para, posteriormente, activar un proceso de hibridación de la planta de cogeneración resultante con la instalación de placas solares fotovoltaicas para autoconsumo. Consultada por Economía Digital Galicia, la Consellería de Industria resuelve que no es preciso que esta actuación se someta a proceso de evaluación ambiental.

La nueva instalación resultante tendrá una potencia de 2.362 kW y su producción anual está estimada en 3.112,76 MWh/año. En conjunto, en la cubierta de las naves de la fábrica se colocarán más de 5.100 paneles solares.

La operación supone un cambio considerable en cuanto que la planta de cogeneración de A Laracha de grupo Campo se puso en marcha en 1994 con cinco motores de gasóleo de 1.230 kilovatios cada uno.

Apuesta por la descarbonización

La apuesta supone un paso más en el proceso de descarbonización del grupo. La planta de Cerámica Campo de A Laracha logró en 2022, último año del que hay cifras oficiales, reducir un 36% las emisiones de CO2 producidas. Dedicada a la fabricación de ladrillo para la construcción, la factoría está catalogada como IBE, es decir, Instalación de Baja Emisiones, lo que significa que las mismas están por debajo de las 25.000 toneladas de gases de efecto invernadero.

La empresa destaca la apuesta por la sostenibilidad que hacen desde Rodonita, el holding inversor de la familia y matriz de Cerámica Campo, que apuesta, en sus distintas sociedades “por la creación de huertos solares en terrenos restaurados para la producción eléctrica, así como plantas de cogeneración y fotovoltaicas para el autoconsumo con el objetivo de minimizar el consumo energético en sus activos industriales”.

En su última memoria publicada, la correspondiente al ejercicio 2022, los administradores de Rodonita destacan su apuesta por la sostenibilidad en todo el grupo. Así, por ejemplo, explican que la reducción de emisiones en la planta de Lendo está directamente relacionada “con uno de los proyectos de innovación llevados a cabo por la compañía en los últimos años, que pasa por la introducción parcial de biomasa en la cocción del ladrillo, un combustible verde neutro a efectos de emisión de CO2.

Comenta el artículo
Economía Digital Galicia

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp