Greenalia liga sus parques eólicos marítimos a las fábricas españolas de componentes

El grupo gallego de renovables propone al Gobierno desarrollar en Galicia una fábrica de cimentaciones flotantes con el compromiso de abastecerse en el noroeste de la península para armar sus parques

Greenalia lanza un proyecto para el desarrollo industrial de la eólica marina / EFE

Greenalia lanza un proyecto para el desarrollo industrial de la eólica marina / EFE

Greenalia se ha propuesto impulsar el desarrollo industrial de la eólica marina en España, con Galicia como territorio de referencia. Ya no se trata simplemente de la instalación de parques en aguas de la costa española para la producción de energía, sino también de generar cadenas de valor en torno a la fabricación de sus componentes. El grupo gallego de renovables ha puesto el foco, concretamente, en la fabricación y ensamblaje de las cimentaciones flotantes sobre las que se asientan los aerogeneradores.

El consejero delegado de la compañía, Manuel García, ha explicado que han presentado cuatro proyectos al Gobierno en forma de Manifestación de Interés (MDI) para optar a fondos de reconstrucción, tres de ellos vinculados a la eólica marina. Dos están relacionados con los parques que tramita Greenalia en Galicia y Canarias de 50 megavatios de potencia, mientras que el tercero abordaría la fabricación de las plataformas flotantes. La otra iniciativa de la empresa está vinculada a la recogida de biomasa para su planta en Teixeiro, una de las mayores de Europa.

En su intervención en el foro de APD Recuperación y Transición ecológica, García explicó que “el gran reto para reducir costes es la industrialización de las cimentaciones eólicas” y que la propuesta de Greenalia es acompañar el proyecto junto a una serie de socios, que aportarían la capacitación técnica para la construcción de la plataforma. El grupo de renovables cuenta ya con varios partners, entre los que está la patronal del metal Asime y distintas empresas cuyo nombre no desveló, aunque se trata de una iniciativa abierta por lo que podrían sumarse nuevas firmas.

Una fábrica en Galicia

La segunda fase de este plan conllevaría la instalación de una planta de fabricación en los puertos de A Coruña o Ferrol, lo que tendría “una importante repercusión tanto en el entorno de las áreas portuarias como en los emplazamientos de las factorías encargadas del diseño y producción de empresas de la industria auxiliar que forman parte de la cadena de valor de este proyecto”, señaló el también presidente de Greenalia.

El plan conlleva que la compañía se abastezca en las fábricas españolas, concretamente en el noroeste peninsular, de los componentes que conforman sus parques eólicos marinos. Los desarrollos de 50 megavatios en Canarias y Galicia son de particular importancia para que la propuesta llegue a buen puerto. Según desveló García, en una conversación que mantuvo con Navantia quedó claro que la industria necesita proyectos de pequeño o mediano tamaño para desarrollar sus capacidades y madurar lo suficiente para afrontar parques de mayor envergadura.

Hay que recordar que Greenalia, reiteró el consejero delegado, también está buscando alternativas para mantener activa la fábrica que abandona Siemens Gamesa en As Somozas y, de paso, paliar de la crisis industrial que está afectando particularmente a Ferrolterra.