H&M e Inditex, misma estrategia ante la inflación: subidas de precios selectivas y por mercados

La firma sueca, gran rival de Zara en Europa, cierra su primer semestre fiscal duplicando sus beneficios con respecto a 2021, aupada, como los de Marta Ortega, por el regreso a las tiendas

Establecimiento de H&M. Foto: EFE

Inditex amplía su distancia con H&M, que no es capaz de recuperar aún sus cifras prepandémicas. Foto de archivo: EFE

La guerra en Ucrania, la salida del mercado ruso, los cambios de tendencia en el consumo y las restricciones en China, el alza de los precios logísticos y, finalmente, la inflación. Este es el escenario con el que tienen que lidiar los grandes de la moda y, aunque con diferencias, la estrategia a seguir es similar. H&M, el gran rival de Inditex en el retail tradicional, reconoció este miércoles, con motivo de la presentación de sus resultados semestrales, que había encarecido precios, aunque sus directivos insisten en que no se trata de una subida lineal. Todo depende de los productos y de los mercados. Algo similar a lo que trasladó hace unas semanas el CEO de Inditex, Óscar García Maceiras, en la presentación de resultados de la compañía correspondientes a su primer trimestre, en los que se anotó unas ventas récord aupada, precisamente, por la vuelta de los clientes a las tiendas físicas.

H&M cerró el primer semestre de su año fiscal (entre diciembre y mayo) con unas ganancias al cambio de unos 365 millones de euros, un 130% más que en el mismo periodo del año anterior. Aunque todavía no ha logrado recuperar los datos prepandémicos, los beneficios fueron bien acogidos por el mercado (subió en bolsa más de un 2,2%) debido a que están por encima de las expectativas de los analistas. Como ya había avanzado hace unas semanas, la facturación del grupo fue de 9.716 millones de euros, de nuevo, aún lejos de las cifras de 2019. La compañía advirtió que prevé finalizar junio con una caída de las ventas del 6% a tipos de cambio constante, afectada fundamentalmente por los cierres en Rusia, Bielorrusia y Ucrania.

«Tenemos que ajustar ciertos precios»

En la conferencia ante analistas, Helena Helmersson, la consejera delegada del grupo, evitó dar cifras al respecto de las subidas de precios acometidas para poder mantener los márgenes ante la inflación, pero sí desveló cómo estaba actuando la compañía. “Se ve de forma diferente, en diferentes mercados y en diferentes tipos de productos”, indicó. “Es un enfoque dinámico de trabajar y de ajustar precios (…). Nuevamente tenemos que ajustar ciertos precios, pero es algo diferente en diferentes mercados”, expuso.

Lo importante parece incrementar precios, aunque manteniendo un equilibrio. «Lo que es más importante para nosotros, por supuesto, cuando hacemos esto, es asegurarnos de que los clientes aún puedan confiar en que tenemos la mejor relación calidad-precio. Con eso quiero decir que es una combinación de moda, precio, calidad y sostenibilidad. Hasta ahora, los comentarios de los clientes son definitivamente que todavía tenemos esa posición y, con suerte, podemos fortalecerla aún más», aseveró la primera ejecutiva.

Sobre hasta cuándo se mantendrán las subidas selectivas de precios, los suecos han rechazado poner fechas, si bien indicaron que existen indicadores que comienza a ser positivos. “No queremos especular con el futuro, pero ya vemos que algunos de los precios al contado de las materias primas están comenzando a bajar, incluidos los precios del algodón”, apuntaron.

La estrategia de subidas de precios no lineales, por productos y mercados, semeja similar a la que ha emprendido Inditex, teniendo en cuenta las palabras de su propio CEO. A principios de junio, en la conferencia ante analistas con motivo de la presentación de resultados trimestrales, García Maceiras indicó que la política de precios del grupo “es estable”, si bien se están acometiendo algunas subidas de precios con el objetivo de “proteger los márgenes”. Subidas de precios en determinadas prendas y, especialmente, “en aquellos mercados más inflacionarios en estos momentos”.