La plantilla ve “inadmisible” el blindaje judicial que pide Alcoa

El presidente del comité de empresa de la planta de Lugo rechaza la exigencia de “inmunidad” contra cualquier denuncia que pide Alcoa para vender la factoría a la SEPI

José Antonio Zan, presidente del comité de empresa de Alcoa en San Cibrao, ve "inadmisible" el blindaje judicial que pide la multinacional

José Antonio Zan, presidente del comité de empresa de Alcoa en San Cibrao, ve «inadmisible» el blindaje judicial que pide la multinacional

Alcoa se excede en las exigencias al Gobierno para vender la planta de San Cibrao (Lugo). Al menos eso considera el comité de empresa de la planta, que ha mostrado su rechazo al blindaje judicial que pide la multinacional como condición para la venta.

Como avanzó este medio, la compañía quiere que el traspaso de la planta a la sociedad pública SEPI la libere de las reclamaciones o litigios que puedan producirse en el futuro, en una garantía similar a la que, por ejemplo, concedió el FROB a los compradores de la banca nacionalizada.

Los trabajadores creen que esta petición está fuera de lugar. José Antonio Zan, presidente del comité de empresa, tildó de “inadmisible” la exigencia de “inmunidad” frente a posibles “denuncias presentes y futuras”.

“Habrá cosas de las que tendrá que hacerse cargo el que entre”, cuando asuma la dirección de la factoría, pero otras están relacionadas con la gestión que hizo del complejo Alcoa en los últimos años, por lo que sería “descabellado” imputárselas a un nuevo gestor, según explicó.

Zan pidió al Gobierno que “se ponga las pilas” para acelerar las negociaciones y completar el traspaso justo después de la reunión celebrada este martes entre el Ejecutivo central, la Xunta y los representantes de los trabajadores.