La tecnología de Nanogap llega al hidrógeno verde

La empresa gallega aplica lo clústeres cuánticos atómicos (AQCs) a la producción de hidrógeno verde para obtener un mejor rendimiento

Valentín González Formoso visita las instalaciones de Nanogap en Ames

Valentín González Formoso visita las instalaciones de Nanogap en Ames

El presidente de la Diputación de A Coruña, Valentín González Formoso, visitó este jueves la empresa Nanogap, con instalaciones en Ames y una de las pioneras en el desarrollo de tecnologías como las nanopartículas o los clústeres cuánticos atómicos (AQCs). Nació como una spin-off de la Universidade de Santiago de Compostela y desarrolló una tecnología única a nivel mundial con la que consiguen desarrollar partículas subnanométricas que confieren al producto final unas propiedades específicas.

Con múltiples aplicaciones, Nanogap está ahora involucrada en el uso de AQCs para la producción de hidrógeno verde, siendo pieza fundamental del proceso de producción, lo que permite obtener rendimientos y conversiones superiores a los que consiguen las tecnologías empleadas actualmente.

“Hoy visitamos una empresa que demuestra que es posible apostar por la tecnología creada y desarrollada desde Galicia en un centro de conocimiento tan activo, referencia de una tecnología única en el mundo”, dijo Valentín González Formoso, quien mantuvo un encuentro con la fundadora y primera ejecutiva de Nanogap, Tatiana García, que asistió por videoconferencia, con el fundador y director técnico, Arturo López Quintela; el accionista y asesor técnico, David Buceta; y el director xeral de Xesgalicia, Rubén Aguion.

También estuvieron en la visita el alcalde de Ames, José Miñones, y el diputado de Promoción Económica y concelleiro amiense, Blas García.

El modelo de Nanogap

El modelo de negocio de Nanogap se fundamenta en el desarrollo personalizado de productos a medida de las necesidades del cliente. En 2020 construyó una nueva unidad de catálisis (Demo Lab) para proporcionar una plataforma de ensayo de sus productos para diferentes aplicaciones con el objetivo de optimizar los procesos de síntesis de nuevos materiales, siendo de vital importancia para la industria del oil&gas, petroquímica o ambiental.

La compañía tiene dos fábricas de producción, en Milladoiro y San Francisco, que cubren la demanda de sus productos a nivel mundial.