La Xunta promete que la sociedad para captar los fondos de la UE tendrá a mujeres en su cúpula

El presidente de la Xunta asegura que la previsión es que el consejo de administración de esta sociedad cuente con dos mujeres y abre la puerta a presencia femenina en órganos directivos

Next Generation

Francisco Conde, vicepresidente económico de la Xunta, durante la presentación de la sociedad que canalizará los fondos Next Generation

Alberto Núñez Feijóo sale al paso de las críticas por la ausencia de mujeres en la cúpula de la sociedad que impulsa junto a Reganosa, Abanca y Sogama para canalizar los fondos europeos Next Generation. El presidente gallego ha asegurado en la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta que la intención inicial del Ejecutivo autonómico es que dos mujeres formen parte del consejo de administración.

“Cuando lo presentemos, podremos evaluar el número de mujeres que lo conforman”, ha indicado Feijóo, que ha revelado que había dos mujeres seleccionadas para formar parte del máximo órgano de representación de la sociedad. De ellas, una se encontraba pendiente de “recibir la autorización del organismo al que pertenece”.

Críticas de la oposición

Feijóo ha respondido así a las críticas lanzadas desde el BNG y el PSdeG, así como de instituciones como la Diputación de Pontevedra (a través de su presidenta, Carmela Silva) después de saberse que no había ninguna mujer los nueve primeros directivos de la sociedad de los que ya se ha confirmado su nombramiento.

“Me gustaría que la valoración se hiciese cuando se conozca el consejo de administración y los órganos de dirección”, ha defendido Feijóo, que ha asegurado que no es el “consejo de administración definitivo” y ha deslizado que también habrá presencia femenina en los órganos de control y dirección de esta sociedad participada al 40% por la Xunta de Galicia, al 38% por Abanca, al 12% por Reganosa y al 10% por Sogama.

Ahora en portada

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y su homólogo en Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, acusan al Ministerio de Sanidad de improvisar las medidas de Semana Santa. EFE/ Salvador Sas

La inesperada guerra por el fin de las mascarillas