Alianza entre Abanca, Reganosa, Sogama y la Xunta para canalizar los fondos europeos

Nace la sociedad que impulsará los fondos Next Generation, con Abanca, Sogama y Reganosa como accionistas y en la que la Xunta no tendrá la mayoría de forma directa

El titular del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, (c) el presidente y director ejecutivo de Inditex, Pablo Isla, (d) y el consejero delegado de Abanca Francisco Botas, (i)junto avarios de los principales ejecutivos de Galicia, durante el foro Galicia, Next Generation, esta mañana en Santiago de Compostela. EFE/Xoan Rey

El titular del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, (c) el presidente y director ejecutivo de Inditex, Pablo Isla, (d) y el consejero delegado de Abanca Francisco Botas, (i)junto avarios de los principales ejecutivos de Galicia, durante el foro Galicia, Next Generation, esta mañana en Santiago de Compostela. EFE/Xoan Rey

Arranca la sociedad público-privada que se arma en Galicia al calor de los fondos europeos de reconstrucción. Se trata del vehículo ideado por la Xunta que se encargará de impulsar las propuestas y también de la planificación estratégica de las iniciativas. Será una sociedad limitada, cuya constitución es inminente, que tendrá participación accionarial del Gobierno gallego, pero no será superior al 50% de su capital. 

El accionariado de la sociedad instrumental descansa sobre cuatro patas: además de la Xunta, entidades financieras como Abanca y empresas como Reganosa y Sogama formarán parte del capital desde su nacimiento. La entidad de Escotet y las dos empresas, que están participadas por la propia Xunta, tendrán la mayoría. 

Influencia del sector público 

En cualquier caso, indirectamente, el peso del sector público gallego es determinante para la configuración del proyecto, ya que la propia Xunta tiene un 51% de Sogama (el 49% restante es de Naturgy) y es el segundo accionista de la matriz de Reganosa, controlada por el Grupo Tojeiro

Sobre este escenario, el Instituto Galego de Promoción Económica (Igape) actúa como ventanilla única para la selección de los proyectos, que tomarán forma a través de la sociedad limitada de nueva creación, para la que se han barajado varias denominaciones. Así, la sociedad público-privada será la encargada de madurar las iniciativas que se van a desarrollar en Galicia al amparo de los fondos Next Generation. Este nuevo instrumento impulsará las propuestas que se seleccionen como candidatas, así como la busca de inversores y la planificación estratégica de cada una, según el plan presentado en su día. 

Agilizar las inversiones 

La creación de esta sociedad, que coincide prácticamente en el tiempo con la aprobación en el Parlamento de la Ley de Simplificación Administrativa de Galicia, responde al intento por proporcionar mayor agilidad tanto a la captación de nuevos proyectos que puedan encajar en el esquema de los fondos europeos como a su posterior tramitación, desarrollo y puesta en marcha. 

Sogama y Reganosa participan por partida doble en el esquema ideado por la Xunta. Forma parte de la sociedad instrumental que nace ahora y lideran el proyecto gallego de economía circular que opta a fondos europeos.  

El proyecto de Reganosa y Sogama 

Con una inversión de 500 millones, el proyecto de economía circular que se presenta a los fondos Next Generation tratará residuos infrautilizados con tecnologías de reaprovechamiento que evitarán la contaminación por su actual falta de gestión. 

Sobre Sogama y Reganosa pivota uno de los cuatro proyectos tractores impulsados desde la Xunta. Sobre el papel, la previsión es que el centro para el impulso de la economía circular tratará un total de 3,2 millones de toneladas de residuos endógenos en Galicia y evitará más de 15.000 toneladas de emisiones de CO2 equivalentes a través del tratamiento de purines.