La Zona Franca se sube al carro del hidrógeno verde y proyecta una planta en Vigo

El Consorcio de la Zona Franca apuesta por crear una planta de hidrógeno verde en Balaídos que, con una inversión de más de 10 millones, se apoyaría en fondos europeos

El Consorcio de la Zona Franca de Vigo proyecta la creación de una planta de hidrógeno verde

El Consorcio de la Zona Franca de Vigo proyecta la creación de una planta de hidrógeno verde

La apuesta por el hidrógeno verde se redobla en Galicia. El Consorcio de la Zona Franca de Vigo proyecta la implantación de una planta hidrogenera en el polígono de Balaídos, para cuya cofinanciación busca optar a los fondos europeos de recuperación.

En una rueda de prensa celebrada esta jornada en Vigo, el delegado de la Zona Franca, David Regades, ha explicado que el pasado mes de diciembre la institución se presentó a la manifestación de interés abierta por el Ministerio para la Transición Ecológica, que buscaba proyectos que pudieran ser susceptibles de participar en el programa que presentará el Gobierno al Mecanismo de Recuperación y Resiliencia. El camino no es sencillo ya que, primero, el Ejecutivo central debe aceptar la propuesta viguesa y luego, debe ser la propia UE la que ratifique la decisión.

Inversión de las más de 10 millones de euros

Regades ha detallado que el proyecto para la constitución de la planta de hidrógeno verde en el polígono de Balaídos, para la que se ha contado con la asesoría técnica de Energylab, requerirá de una inversión de 10,1 millones de euros. La Zona Franca prevé aportar el 40% de esa cantidad y obtener el resto mediante la aportación de fondos europeos.

El director general de Energylab, Juan Ignacio Rodríguez Fernández-Arroyo, ha indicado que el sistema estará compuesto por siete electrolizadores de 60 metros cúbicos de producción por hora y una generación conjunta de hidrógeno anual de 140 toneladas. También ha valorado que este proyecto se encuentre alineado con el Pacto Verde, enfocado en el alcance la sostenibilidad.

La generación de hidrógeno verde necesita de una fuente de energía renovable. Regades explicó que, para el desarrollo del proyecto, se procederá realizar una instalación fotovoltaica en todas las cubiertas de las naves del polígono de Balaídos, junto al que se encuentra la planta de PSA. De este modo, el 50% de la energía generada por los paneles solares se destinará a la producción de hidrógeno y la otra mitad se utilizará para el consumo.

Objetivo: 2025

La Zona Franca tiene proyectados hasta los plazos de la futura planta. Si el año que viene se pudiesen realizar los proyectos técnicos y se emitiesen los permisos y licitaciones precisos, la construcción de la factoría comenzaría en 2023. Se estima que en 2025 la instalación podría estar funcionando a pleno rendimiento.

La Zona Franca sostiene que el proyecto podría generar 500 puestos de trabajo.

El objetivo es destinar el hidrógeno generado mediante la electrólisis al funcionamiento de 60 carretillas de empresas del polígono, 10 camiones de transporte que circulan entre el centro de PSA y la zona portuaria, 10 camiones de recogida de basura de la ciudad y cinco autobuses urbanos. Por ello, esta planta evitará el consumo de 648.000 litros de gasóleo anuales y la emisión de 1.875 toneladas de carbono.