MásMóvil cierra con dos bonos de 2.000 millones la financiación de la compra de Euskaltel

Estos dos bonos se dividen en uno de 1.550 millones de euros al 4% de interés con vencimiento en el año 2027, y un segundo más pequeño de 500 millones hasta 2029 al 5%

MásMóvil presenta una OPA sobre Euskaltel, la dueña de R. Foto: Europa Press

MásMóvil . Foto: Europa Press

MásMóvil ha cerrado la financiación de la compra de Euskaltel (dueña de R), iniciada en su momento por un valor de 3.500 millones de euros, con el cierre de dos bonos que en su conjunto suman 2.050 millones de euros.

Según consta en una comunicación para inversores, estos dos bonos se dividen en uno de 1.550 millones de euros al 4% de interés con vencimiento en el año 2027, y un segundo más pequeño de 500 millones hasta 2029 al 5%.

Cierre de un préstamo de mil millones

Asimismo, la compañía habría cerrado también un préstamo de 1.000 millones de euros, en lugar de los 800 millones de euros contemplados en el folleto de la OPA, según ha adelantado el diario económico Expansión. En su comunicación a inversores, la compañía detalla que ha aumentado las líneas de crédito del grupo en 200 millones de euros, que se utilizarán también para el pago de la operación y la refinanciación de la deuda de Euskaltel.

Además, MásMóvil cuenta con un crédito de financiación puente de 500 millones de euros a pagar tras la enajenación de determinados activos, como podría ser la entrada de un socio en la red de Euskaltel. Se espera que la liquidación de los bonos se produzca el próximo 13 de octubre, ya que el cierre de la operación está sujeto a las autorizaciones pertinentes.

350 millones para Euskadi

Recientemente, la compañía anunció su primera gran inversión a Euskaltel, dedicada a la modernización de su red a fibra óptica en el País Vasco, en nuevos despliegues de la nueva red FTTH «más rápida» del Estado y en desplegar la tecnología 5G. Se trata de una asignación de 350 millones en los próximos tres años para el territorio en el que actualmente ya cubre el 57% de la población y prevé alcanzar este año el millón de hogares disponibles en la autonomía con «la fibra óptica más rápida del Estado».