Naturleite, el otro proveedor gallego que celebra el boom de Mercadona

La filial gallega de Covap superó los 60 millones de facturación y cuadruplicó beneficios en su tercer año desde la compra de la planta de Meira a Leche Celta

Covap es el gran proveedor lácteo de Mercadona y opera en Galicia a través de Naturleite / Covap

Covap es el gran proveedor lácteo de Mercadona y opera en Galicia a través de Naturleite / Covap

Naturleite suma y sigue. La filial gallega de la cordobesa Cooperativa ganadera del Valle de los Pedroches (Covap) dio carpetazo al ejercicio 2021 con un repunte de la facturación del 9% y cuatro veces más beneficios que el año anterior.

Así se desprende de la última memoria anual que la firma ha depositado ante el Registro Mercantil. En el documento se recoge que la proveedora gallega de leche de Mercadona cerró 2021 con una facturación de 62,5 millones de euros, lo que representa un salto del 8,8% respecto a los 57,5 millones de un 2020 marcado por la crisis del Covid-19.

Este empujón a sus ingresos ha permitido que Naturleite haya cuadruplicado su beneficio neto. En concreto, este ha pasado de los 294.000 euros registrados en 2020 a los 1,23 millones en 2021. «El año 2021 ha sido un período de consolidación de la inversión realizada en 2019 y 2020, en el que se ha conseguido mejorar la eficiencia de las líneas de envasado implementadas en el año anterior», destaca la firma, que prevé cerrar 2022 con «resultado positivo» pese a las subidas de precios de las materias primas y la energía.

Naturleite y su salto tras comprar una planta a Leche Celta

Covap y Naturleite meten una marcha más en Galicia tres años después de dar su gran salto con la compra de instalaciones a Leche Celta. Y es que la firma adquirió a la filial de la lusa Lactogal su fábrica de Meira (Lugo), que contaba con 12.000 metros cuadrados de superficie y una capacidad producción de alrededor de 150 millones de litros de leche envasados al año.

Desde entonces, Naturleite ha redoblado un ritmo inversor que ya había iniciado Leche Celta en estas instalaciones. La última actuación de este tipo es el cambio de caldera de generación de vapor a la que la Dirección Xeral de Calidade Ambiental, Sostibilidade e Cambio Climático dio luz verde el pasado mes de julio.

Se trata de una de las iniciativas que forman parte de un programa de inversión superior a los 17 millones de euros, una apuesta que va de la mano de la ampliación de referencias lácteas y de la ganancia de negocio. La compañía da este nuevo paso tras un 2021 en el que dio un nuevo empujón a su cifra de negocio, a su beneficio neto y tras haber mantenido su plantilla en el entorno de los 80 empleados.