¿Otra salvación para Alcoa? La macrocentral de bombeo de A Mariña quiere abastecer a la gran industria

Atalaya Generación enumera a las "industrias electrointensivas" y a las plantas de hidrógeno como candidatas a usar parte de la energía que produzca con la macrocentral de 936 megavatios que tramita en A Mariña

Trabajadores de la planta de la empresa Alcoa en San Cibrao participan en una marcha nocturna pro las calles del municipio de Xove / EP

Trabajadores de la planta de la empresa Alcoa en San Cibrao participan en una marcha nocturna pro las calles del municipio de Xove / EP

Atalaya Generación desvela sus planes para levantar la mayor central hidroeléctrica de toda Galicia. El grupo zaragozano ha presentado ante el Ministerio para la Transición Ecológica el documento inicial de la macrocentral hidráulica de bombeo que tramita en A Mariña Lucense.

La compañía calcula que, en el caso de lograr la aprobación del proyecto, serían necesarios un total de 48 meses para realizar las obras de estas instalaciones que contarían con 936 megavatios de potencia. Se trataría de la mayor central hidráulica de toda Galicia, al casi triplicar los 313 megavatios con los que cuenta Iberdrola en su salto de agua de Ponte Bibei y superar los 570 megavatios que proyectan EDP y Reganosa con su central de bombeo en As Pontes.

Su conexión con el ‘boom’ del hidrógeno

Atalaya Generación plantea que sus dos embalses se extiendan por los concellos de O Valadouro, Ourol, Alfoz, Xove y Cervo. Este último afronta dos años de parón en el mayor centro de trabajo del municipio (la planta de aluminio de Alcoa en San Cibrao) ante una escalada del precio de la energía a la que el grupo aragonés también se refiere en el documento presentado ante el Ministerio para la Transición Ecológica.

«Este esquema de producción no solo mejora la competitividad del tejido productivo nacional, sino que también atrae nuevas inversiones industriales por parte de los grandes consumidores o de las industrias electrointensivas«, revela Atalaya Generación en el documento inicial con el que da inicio a la fase de tramitación ante el Gobierno.

La central hidroeléctrica de Xistral se abre así a complementar la lista de proveedores de energía para Alcoa de la que ya forman parte tanto Greenalia como Capital Energy, que han suscrito sendos ppas (contratos de suministro a largo plazo) para aligerar la factura energética de la factoría una vez vuelva a la actividad en 2024.

En este sentido, desde el grupo aragonés ponen el foco en otras de las instalaciones que, además de las centrales de bombeo reversibles, se abren paso en esta nueva fase de la transición ecológica. Se trata de las plantas de hidrógeno.

El Ministerio para la Transición Ecológica tiene sobre su mesa un total de 35 propuestas para su puesta en marcha en Galicia. Así lo reconoció la propia vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, durante su reciente visita a A Coruña, en donde cifró en 700 millones de euros la inversión que vendría de la mano de estos proyectos que abarcan «toda su cadena de valor, desde la producción hasta el transporte y el consumo en el ámbito industrial”.

El papel de las centrales de bombeo

Los impulsores del proyecto justifican la necesidad de apostar por este tipo de centrales hidráulicas para dar un espaldarazo a las renovables. «Sin la existencia de sistemas de almacenamiento adecuados que permitan gestionar los excedentes y/o las carencias de producción eólicas y solares en relación con la demanda, no es posible lograr un sistema de producción de energía 100% renovable o sin emisiones».

Desde Atayala Generación se refieren así a la capacidad que tienen estas centrales para aprovechar el excedente de producción eólica que se registra por las noches para mover el agua entre los dos embalses de los que consta su complejo. En concreto, el depósito inferior se ubicará junto al Rego de Recaré (O Valadouro), mientras que el superior se situará en el Rego das Balsadas, en Ourol.

El objetivo de este proyecto es mover el agua hacia el depósito superior aprovechando la energía sobrante. Tras esta acumulación, la masa hídrica hará posteriormente el camino inverso para generar energía eléctrica a través del salto de agua en momentos de mayor demanda eléctrica, motivo por el cual estas centrales hidráulicas se erigen como equilibradoras del sistema eléctrico. Desde la consultora Taxus, encargada de elaborar el documento inicial de la central hidroeléctrica de Xistral, también subrayan como punto a favor de este tipo de instalaciones su «menor coste en euros por kilovatio almacenado frente a otras tecnologías».