Pablo Isla: “Inditex no tiene previsto pedir fondos europeos”

El presidente de Inditex recuerda, en la presentación de resultados, que al margen de la ayuda de la UE, “no podemos olvidar qué tenemos que hacer internamente para mejorar nuestra competitividad”

Pablo Isla, el presidente de Inditex, presentó este miércoles los resultados del ejercicio 2020 del grupo textil, en los que la compañía vio descender su facturación un 28% y sus beneficios un 70%. No obstante, el directivo se manifestó satisfecho con el desempeño de la compañía y el trabajo llevado a cabo por los distintos equipos del grupo en todo el mundo, teniendo en cuenta que su gestión de inventario y su fuerte impulso de las ventas online, que crecieron un 77% y representan ya un tercio de la facturación, dejan a la multinacional en una posición mucho más sólida que la que tienen el resto de sus competidores en el mercado de la moda.

El presidente de Inditex indicó que las perspectivas de la compañía pasan por tener todas sus tiendas abiertas entorno al próximo 12 de abril y destacó en distintas ocasiones a lo largo de su comparecencia ante los medios que en el momento en el que los puntos de venta de las distintas cadenas de Inditex reabren sin estar afectados por las restricciones, «los volúmenes de venta se recuperan de forma significativa» gracias a la combinación integrada del online y las compras físicas. «La combinación de la venta en tienda y online nos lleva a crecimiento significativo», dijo Isla, que destacó que, con los establecimientos abiertos se regresa a unos volúmenes similares a los de 2019, con un crecimiento subyacente de entre un 4% y un 6%.

Fondos europeos

En cuanto a las perspectiva de recuperación del gigante de la moda, Isla descartó que la multinacional vaya a solicitar fondos europeos de reconstrucción, algo que, no obstante, destacó como una herramienta positiva. “No tenemos previsto pedir fondos europeos, evidentemente esta posibilidad que se abre de recibir fondos europeos puede ser muy importante, pero tampoco nos podemos olvidar de las cosas que nosotros podemos podemos hacer dentro”, destacó.

“No podemos olvidarnos de las transformaciones que España necesita. No olvidemos qué tenemos que hacer internamente para mejorar nuestra competitividad”, apuntó.

La desescalada de Inditex

En la rueda de prensa ofrecida de forma telemática, en la que también ha comparecido el CEO de la compañía, Carlos Crespo, Isla ha manifestado su creencia de que el gigante tendrá todas las tiendas de la compañía —que a cierre de ejercicio eran 6.829 (640 menos que en 2019)— abiertas a mediados de abril. Es entonces cuando, según el directivo, las ventas de la compañía comenzarán a crecer a ritmos similares a los de la época postpandémica gracias al impulso de tienda física y online.

Isla explicó que el pasado mes de febrero, el 21% de las tiendas de Inditex en el mundo permanecían cerradas por causa de las restricciones de la tercera ola del coronavirus. La venta cayó ese mes un 15%. En la primera semana de marzo, con el 15% de las tiendas cerradas, la contracción de las ventas fue solo del 4%, motivo que anima a Inditex a ser optimista con la recuperación. “Tenemos confianza en el futuro y en que, una vez superada la pandemia, volvamos a los niveles de crecimiento anteriores”, insistió Isla.

Cierres de tiendas: 400 más en 2021

Por otro lado, en su comparecencia, el presidente de la cotizada destacó las grandes fortalezas de la compañía para hacer frente a la crisis del Covid. Su gran gestión de stocks, su producción en proximidad, que facilitó un inventario menor, y su plataforma integrada de online y tienda física fueron factores decisivos. Por otro lado, la compañía tiene en marcha una estrategia para la optimización de su red que pasa por cerrar (o absorber, como denomina la multinacional) las tiendas más pequeñas y más atrasadas tecnológicamente. Durante el pasado año se cerraron en todo el mundo 751 establecimientos de pequeño formato y se abrieron 111 tiendas en 29 mercados distintos.

El proceso de optimización de espacios terminará este ejercicio 2021 con el cierre de 400 establecimientos más. Isla indicó que el gran crecimiento de tiendas de pequeño formato en los años noventa, ha hecho que España sea uno de los territorios con un mayor número de cierres junto con China, donde ha apostado por distribuir distintas marcas del grupo solo mediante online.

Desde Inditex, recuerdan que el proceso de optimización de espacios no implica destrucción de empleo, ya que los empleados de las tiendas integradas tienen opción a ser recolocados. Al margen de este hecho, los gastos en personal de la compañía se redujeron el ejercicio de la pandemia en un 24%, algo que Isla atribuyó a que, si bien no se destruyó empleó, no se llevaron a cabo las habituales contrataciones temporales a lo largo del año para gestionar los picos de mayor demanda, como rebajas o black friday.