Protesta multitudinaria en A Coruña por el futuro de Ence en Pontevedra

Unos 200 trabajadores de Ence y empresas auxiliares se movilizan en A Coruña contra un artículo de la Ley de Cambio Climático que provocaría el cierre de la fábrica de Pontevedra

Ence

Imagen de archivo de la biofábrica de Ence en Pontevedra

La ciudad de A Coruña ha acogido este viernes una protesta multitudinaria de trabajadores de la fábrica de Ence en Pontevedra y de empresas auxiliares. A través de una caravana de vehículos, los manifestantes han reclamado modificaciones en el proyecto de Ley de Cambio Climático que, de no llevarse a cabo, aseguran, supondría el cierre de la factoría en 2033.

José Luis García, secretario de Organización de CCOO de Pontevedra, ha cifrado en 200 los vehículos participantes en esta movilización en la que han exigido que se modifique el artículo mediante el cual el Gobierno quiere que las concesiones administrativas en el dominio público marítimo-terrestre no puedan tener una duración superior a los 75 años desde la primera concesión.

Esta medida, de llevarse a cabo, “supondría el cierre de la factoría en 2033 y con ello la pérdida de más de 5.000 empleos industriales y del sector forestal gallego», según Comisiones Obreras, que cifra en «más de 150” los automóviles que salieron de Pontevedra, a los que se incorporaron “unos 40 del sector forestal para manifestarse contra un artículo del proyecto de ley que se incorporó «por la puerta de atrás».

Contra la crisis industrial en Galicia

Por otra parte, ha enmarcado la caravana en el objetivo de trasladar sus demandas a la Delegación del Gobierno, ante la que un grupo de unas 30 personas se concentraron y donde procedieron a la lectura de un manifiesto con sus demandas.

Rubén Fernández, trabajador de Ence en la fábrica de Pontevedra y miembro de la comisión ejecutiva de CC OO en el grupo, ha considerado que se busca «limitar» el tiempo de permanencia de la factoría con el citado artículo y ha pedido al Gobierno que «lo retire» para «dar un futuro» a esta empresa. «Con la crisis industrial que se vive en Galicia no se puede permitir el cierre de ninguna empresa más y que ningún trabajador se vaya a la calle», ha insistido.