Redeia crece en Brasil con la compra de cinco líneas eléctricas por 200 millones

La antigua Red Eléctrica, de la que Amancio Ortega es el segundo mayor accionista, concluye la adquisición a través de su participada Argo Energía para adquirir junto a Grupo Energía Bogotá el 100 % de las acciones de cinco líneas de transmisión en Brasil

Beatriz Corredor, presidenta de Red Eléctrica. EFE

Beatriz Corredor, presidenta de Red Eléctrica. EFE

Redeia, antigua Red Eléctrica, ha concluido la adquisición de cinco líneas de transmisión en Brasil a través de su participada Argo Energía junto a Energía Bogotá; una operación que ha supuesto una inversión de 200 millones de euros.

Tal y como ha confirmado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CMNV), Argo Energia y Grupo Energía Bogotá anunciaron el 30 de julio el acuerdo alcanzado con el fondo Brasil Energia FIP, gestionado por una afiliada de Brookfield Asset Management, para adquirir el 100 % de las acciones de cinco líneas de transmisión en Brasil, operación valorada en 4.318 millones de reales (unos 795 millones de euros).

El acuerdo estaba sujeto al cumplimiento de términos y condiciones usuales para este tipo de transacciones, entre otros la autorización del regulador, la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (ANEEL), y la autoridad de competencia en Brasil, el Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE).

Esta operación permitirá a Redeia, participada por Amancio Ortega, cogestionar una red de 4.159 kilómetros de líneas en Brasil, que se suma a los 1.686 kilómetros de circuito en Perú y los 1.729 kilómetros que gestiona en Chile. La adquisición se ha llevado a cabo mediante la inversión conjunta de Argo Energia (62,5 %) y de Grupo Energía Bogotá (37,5 %), implementando un modelo de cogobernanza entre Redeia y Grupo Energía Bogotá.

Inversión de 200 millones

Esta operación supone una inversión para Redeia de unos 200 millones de euros por el 50 % correspondiente a la inversión de Argo, ha informado el grupo a la CNMV. Las cinco concesiones adquiridas a Brasil Energia FIP se encuentran en operación comercial y totalizan 2.416 kilómetros de líneas de transmisión de 500 kilovoltios (Kv) y 230 Kv, y 20 subestaciones.

Los ingresos de tarifa ascienden a 706 millones de reales (unos 130 millones de euros) y el resultado bruto de explotación (ebitda) estimado para 2022 es de 647 millones de reales (unos 119 millones de euros).

Con la adquisición de estas concesiones, Argo Energia duplica su tamaño y adquiere una fuerte presencia en la región noreste de Brasil, una de las áreas con más potencial renovable y necesidades de desarrollo de redes de transmisión en el país. La operación se enmarca dentro de las inversiones internacionales contempladas en los objetivos de inversiones del Plan Estratégico 2021-2025 de Redeia.