SOS de Villar Mir: pide 40 millones de ayudas de la SEPI para Ferroatlántica

El Grupo Villar Mir solicita ayudas públicas por valor de 240 millones de euros, de los que 40 irían a parar a la dueña de Ferroatlántica-Sabón

Juan Miguel Villar Mir. EFE

Juan Miguel Villar Mir. EFE

El Grupo Villar Mir llama a la puerta de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) para capear su crisis. La firma capitaneada por Juan Miguel Villar Mir ha solicitado una cantidad cercana a los 240 millones de euros al Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas.

De esta cantidad, un total de 40 millones de euros irían a parar a las empresas que giran en torno a Ferroglobe en España, como es el caso de Ferroatlántica, que cuenta con una planta en Sabón (Arteixo). Según EFE, estas ayudas públicas se articularían mediante créditos, aunque la última palabra la tiene la SEPI, con quien tiene abierto un periodo de negociación para cerrar los términos de la operación.

Ayudas públicas tras su refinanciación

Este movimiento tendría como objetivo reforzar la situación financiera de Ferroglobe (empresa participada al 53% por el Grupo Villar Mir), que hace unas semanas alcanzó un acuerdo con sus acreedores para refinanciar 100 millones de dólares (unos 85 millones de euros) de su deuda.

La operación abarca la emisión de nuevos pagarés por valor de 60 millones de dólares (50,7 millones de euros) y 40 millones de nuevos fondos (33,8 millones de euros) para sanear Ferroglobe, que continúa en crisis y ha propuesto el despido de 63 de los 130 trabajadores de su planta de Monzón (Huesca).

Pérdidas de 151 millones

El Grupo Villar Mir acude a la SEPI en un momento delicado toda vez que ha dejado de ser el principal accionista de la constructora OHL (ahora controla una participación del 14,6%) y ha cerrado el año 2020 con unas pérdidas de 151,2 millones de euros por el golpe de la pandemia.

Las cuentas del grupo en torno al cual también giran Inmobiliaria Espacio y Villar Mir energía también se vieron afectadas en 38,5 millones por los deterioros de la deuda que tiene Grupo Villar Mir y la empresa de prefabricados de hormigón Pacadar con OHL.