Urovesa, Castrosúa y Pérez Rumbao emergen en un proyecto de 200 millones para el vehículo eléctrico

Veintisiete empresas, entre las que figuran tres grupos gallegos y GKN, con planta en Vigo, participan en un proyecto de 200 millones que opta al Perte del vehículo eléctrico

Instalaciones de Urovesa

Urovesa forma parte de un consorcio de 27 empresas que presentará un proyecto que podría captar ayudas del Perte vehículo eléctrico. Foto: Urovesa

Firmas de capital gallego como Urovesa, Castrosúa y Unvi, del grupo Pérez Rumbao, se cuelan en la carrera por los fondos europeos. En concreto, forman parte de un consorcio de 27 compañías que han presentado un plan para invertir 200 millones en la reducción de la huella de carbono en el transporte, un proyecto con el que aspiran a captar ayudas canalizadas a través del Perte del Vehículo Eléctrico, al que también se ha presentado, en paralelo, Stellantis, la dueña de la histórica fabrica de Vigo.

La nueva propuesta de transporte sostenible ha sido avanzada por la consultora Incotec en una jornada en la que concluye el plazo para presentar propuestas al Perte del Vehículo Eléctrico. El proyecto ha sido bautizado como «Soluciones a las Nuevas Necesidades de Movilidad Eléctrica basadas en criterios de Sostenibilidad y Conectividad”.

Proyecto liderado por SAPA

El proyecto está liderado por el Grupo SAPA y persigue transformar la movilidad en el transporte de mercancías y pasajeros reduciendo su huella de carbono.

Según sus datos, el plan prevé una inversión cercana a los 200 millones de euros y supone la creación de más de 3.000 empleos (892 directos y 2.265 indirectos) en las comunidades autónomas del País Vasco, Galicia, Cantabria, Aragón y Castilla la Mancha, entre otras.

Sus impulsores, argumentan que el histórico incremento que supone el despegue del comercio electrónico y el reto logístico que ello supone apuntan a un mayor impacto medioambiental del transporte, uno de los retos a los que se enfrenta la industria de la automoción.

La iniciativa propone un cambio sistémico sectorial que impulse desde la circularidad de las materias primas, la electrificación de los vehículos y la conectividad, hasta el camino hacia la neutralidad climática.

Alianza gallega

Especializada en la fabricación de vehículos especiales, la compostelana urovesa forma parte de este proyecto, al igual que Castrosúa, el grupo carrocero de autobuses, y Unvi, fabricante de autobuses que cuelga del grupo Pérez Rumbao, forman parte de este consorcio, en el que también está presente GKN, el conglomerado británico que adquirió la antigua Indugasa y que es uno de los grandes proveedores de la planta de Stellantis.