Abanca acusa el Covid-19: cae el beneficio un 60%, pero gana 160 millones

El banco presidido por Juan Carlos Escotet destinó 273 millones en 2020 a anticipar provisiones, crece en depósitos y préstamos y coloca su morosidad en el 2%

Abanca acusa el Covid-19: cae el beneficio un 60%, pero gana 160 millones

Abanca emerge como una isla de beneficios en el mar de pérdidas que aprieta al sector financiero. La entidad presida por Juan Carlos Escotet acusa el golpe del Covid con una caída del beneficio atribuible en 2020 de un 60%, pero mantiene con holgura su resultado positivo, al anotar unas ganancias de 160 millones de euros. Un año antes, en 2019, Abanca había ganado 405 millones de euros.

La entidad firma estos números tras dedicar 273 millones a anticipar provisiones con el objetivo de afrontar el ejercicio 2021 desde una posición de solidez. Abanca sitúa su morosidad en un 2,0% y una cobertura del 81,2%, lo que, según sus cálculos, la colocan como líder en la calidad de los activos del sector financiero español.

Moratorias en hipotecas y préstamos

Abanca aplicó además medidas de moratorias de pagos por importe de 1.257 millones de euros, de los cuales 802 millones corresponden a hipotecas y 455 a otras operaciones de financiación. Esto supone que se ha apoyado al 5,6% de la cartera de hipotecas y al 5,8% de la cartera de préstamos al consumo en estos momentos de dificultad.

La cuenta de resultados del conjunto del año refleja un robusto crecimiento del margen financiero (un alza del 11,9%) y de los ingresos por prestación de servicios (14%), que dan lugar a un aumento del 12,4% del margen básico.

Más depósitos y créditos

El volumen de negocio se incrementó en un 7,5% gracias al crecimiento equilibrado del crédito (6,6% interanual) y de los recursos (8,5%) hasta situarse en los 91.480 millones de euros. Considerando la integración de Bankoa, Abanca ya supera los 95.000 millones de euros de volumen de negocio, un 12,7% más que hace un año.

La cartera de crédito en situación normal, centrada en la financiación a empresas y familias, creció un 6,6%. Los recursos de clientes alcanzan los 52.380 millones de euros tras crecer un 8,5% en el año. Los depósitos de clientes, principal componente de la estructura de financiación del banco, crecieron un 11,3% y alcanzaron los 42.541 millones de euros.

La entidad de Escotet, que este miércoles presenta sus resultados, continúa mostrando una sólida posición de capital. A finales de 2020, la ratio de capital se incrementó hasta el 17,9%, unos 1.710 millones por encima de los requisitos de capital total. La ratio de capital de máxima calidad, CET1, se elevó hasta el 13,7%, con un exceso de 1.716 millones de euros sobre los requisitos.