Bankoa, el negocio vasco de Abanca, provisiona 15 millones ante el Covid

La entidad vasca, recientemente adquirida por Abanca, cerró el 2020 con un beneficio de 3 millones de euros, un 63% menos

Abanca

Juan Carlos Escotet preside la primera reunión de Abanca desde la compra de Bankoa

Bankoa, la entidad vasca recientemente adquirida por Abanca, cerró el ejercicio 2020 con un resultado antes de impuestos de cuatro millones de euros y un beneficio neto de tres millones, un 63% menos que el año precedente. La entidad, cuya operación de venta a Abanca se cerró el pasado enero, ha destinado 15 millones de euros a provisiones por causa del Covid y ha alcanzado una cobertura del 97% mientras que su volumen de negocio se ha situado en 4.602 euros, un 3% más.

El consejo de administración de Bankoa ha destacado el comportamiento de la entidad –que reforzará la presencia de Abanca en la cornisa cantábrica y, especialmente, en el País Vasco– durante el pasado 2020, un año marcado por “un contexto muy complejo, impactado por los efectos del Covid-19 y con tipos de interés negativos nunca conocidos”.

Crece la financiación a clientes

La financiación y recursos con clientes de la entidad se cifran en 4.602 millones (+3%), mientras que el riesgo con clientes alcanza los 1.995 millones (+5%). El crecimiento del crédito se ha producido básicamente en la financiación a las empresas.

La producción de financiación a empresas se cifra en 200 millones de euros. Bankoa ha destacado la financiación concedida con los convenios Covid-19 suscritos con el Gobierno vasco y con el ICO, por importe total de 103 millones de euros. Respecto a la financiación a hogares, el importe financiado en 2020 para la adquisición de vivienda asciende a 48 millones de euros.

Bajo ratio de mora

En línea con la propia Abanca, la entidad vasca «sigue manteniendo una excelente calidad de sus riesgos, reflejada en una tasa de morosidad del 2,63% y con una ratio de cobertura del 97%». Ambas ratios son «sensiblemente mejores a las del sistema».

Los recursos de clientes ascienden a 2.607 millones (+1%) y los depósitos en balance de clientes se cifran en 1.540 millones (+3%).

Aumenta el margen de intereses

El margen de intereses alcanzado de 27,7 millones de euros ha aumentado un 1% respecto al ejercicio anterior, a pesar de la disminución de la rentabilidad de los activos, que «sigue a la baja dada la prolongada situación negativa de los tipos de interés».

Los ingresos por prestación de servicios de 14,3 millones de euros han aumentado un 6% respecto al ejercicio precedente. Los ingresos por servicios bancarios han crecido un 11% y los de fondos de inversión han aumentado un 1%. Así, el margen básico, que representa el resultado típico bancario sin extraordinarios, se eleva a 42 millones de euros (+3% respecto al ejercicio precedente).

Los gastos de explotación y amortizaciones (27 millones de euros) disminuyen el 8%, debido a la política de reducción de gastos de la entidad.

Provisiones

Bankoa, «siguiendo criterios de máxima prudencia», ha realizado provisiones a insolvencias en el ejercicio por importe de 14,7 millones de euros, «anticipando los efectos de la Covid-19 y su previsible impacto en el incremento de la morosidad durante los próximos ejercicios». Además, ha recuperado otras provisiones singulares por 5 millones de euros. En conjunto el adeudo neto por provisiones ha sido de 9,7 millones de euros (+711%).