Atlas: la apuesta por las energías renovables, el reto de futuro de la empresa gallega

De las 70 empresas participantes en el Atlas Gallego de la Empresa Comprometida, 13 destacaron que más del 50% de la energía que consumen procede de fuentes 'verdes'

El Atlas Gallego de la Empresa Comprometida, un proyecto de Economía Digital Galicia sienta las bases de una nueva forma entender la relación de las empresas con Galicia

El Atlas Gallego de la Empresa Comprometida, un proyecto de Economía Digital Galicia sienta las bases de una nueva forma entender la relación de las empresas con Galicia

Inmersa en una nueva etapa de transición energética, la empresa gallega avanza en su compromiso con el medio ambiente aunque, por el momento, aún quedan pendientes muchos retos. Es una de las conclusiones que se extrae de la segunda edición del Atlas Gallego de la Empresa Comprometida, realizado a través de las respuestas de 70 de las principales compañías del tejido empresarial de la comunidad y que suman, de manera conjunta, 30.201 millones de euros en facturación y 227.484 empleos directos.

El Atlas de Economía Digital Galicia analiza la responsabilidad e implicación de las empresas gallegas desde cuatro prismas complementarios, como son el buen gobierno, el entorno, las personas y el medio ambiente. En este último apartado, la intención de esta iniciativa es evaluar la política que observan las empresas gallegas hacia el medio ambiente atendiendo a distintos parámetros, desde el gasto en protección ambiental hasta el control y evolución de la emisión de gases de efecto invernadero, la apuesta por la bioeconomía circular y el uso de fuentes de energía renovables.

Uso de energía renovable

A pesar del boom de los proyectos renovables en la comunidad, la implantación en las empresas aún no es mayoritaria, tal y como revelan los resultados del Atlas de ED Galicia. Y es que de las 70 empresas participantes, 24, el 34% del total, declararon no saber qué parte de la energía que consumen procede de energías renovables. De las 46 restantes, 13, cerca de un 20%, destacaron que más del 50% de la energía que precisan para el desarrollo de sus actividades procede de fuentes renovables.

Del total de empresas participantes en el Atlas, 29 usan fuentes de energía renovables aunque estas no superan el 20% del total consumido en las actividades fabriles.

Un compromiso que evoluciona rápida

No obstante, el compromiso medioambiental de las compañías va en aumento y evoluciona rápidamente. Para muestra un botón. Del total de compañías consultadas, 37 declararon efectuar un gasto en políticas de protección ambiental. Se trata del 53% de las empresas del Atlas, un porcentaje que no es baladí, si se tiene en cuenta el escaso 32% de organizaciones que declararon imputar una partida por este concepto en la primera edición de esta iniciativa de Economía Digital Galicia.

El gasto anual el protección ambiental se calcula teniendo en cuenta las inversiones acometidas en este sentido por las firmas así como el gasto corriente en temas como la gestión de residuos, la de aguas residuales, la protección del aire, el clima, los suelos, radiaciones, disminución del ruido y vibraciones, I+D medioambiental y protección de la biodiversidad y el paisaje.

El Atlas Gallego de la Empresa Comprometida se enmarca en el proyecto Galicia Smart Business, que en su segunda edición cuenta con el patrocinio de grupos y organizaciones como Cortizo, Gadisa, Hijos de Rivera, Igape, Luckia y Cobre San Rafael