Primux, la tecnológica gallega que planta cara al desabastecimiento de ordenadores de esta Navidad

La crisis de los microchips ha golpeado al sector informático, que afronta el mes de diciembre con escasez de productos, subida de precios y retraso en las entregas

Primux, la tecnológica gallega que planta cara al desabastecimiento de ordenadores de esta Navidad

Un equipo desarrollado por Primux. / PRIMUX

La tecnológica gallega Primux asegura que sorteará la crisis de abastecimiento de ordenadores que se avecina hasta la Navidad. Según la empresa, el sector afronta uno de los momentos más complicados de los últimos años por la escasez, subida de precios y retraso en las entregas a los que se enfrentará la industria en las próximas semanas.

“La práctica totalidad de la oferta de ordenadores sufrirá problemas de disponibilidad en las próximas semanas, coincidiendo con el periodo de mayor demanda del año, que se inició con el Black Friday y se extiende hasta Navidades. Los grandes fabricantes mundiales de tecnología llevan semanas alertando de las dificultades generadas en el sector por las limitaciones en la pandemia, que han provocado un colapso de la cadena logística y, por tanto, escasez de componentes, especialmente de microchips y semiconductores”, asegura Toni Alvar, director de I+D de la compañía.

Primux esquiva la crisis

Pero la crisis del sector no va a ser problema para la empresa gallega. Desde Primux aseguran que la compañía “actuó a tiempo” y, gracias a ello, cuenta con suficiente stock de equipos informáticos diversos para competir con las grandes marcas durante el mes más exigente del año.

Según apunta Alvar, “ya en el primer trimestre de 2021, tras los coletazos más duros de la pandemia, se observó que el aumento a dos dígitos en la demanda de ordenadores de 2020 no decaía, sino que crecía más”. Teniendo en cuenta esto, y con su propio análisis y conocimiento del mercado, Primux tomó la decisión urgente de hacer acopio de microchips y tarjetas gráficas, indispensables para sostener el régimen de fabricación, acumulando en stock todos los componentes necesarios para no tener que ralentizar ni detener su producción en los siguientes meses.

“Algunas tarjetas gráficas han llegado a triplicar su precio durante estos meses y ahora hay verdaderos problemas para conseguirlas y la realidad es que no hay para todos o que algunos fabricantes, si quieren acceder a esos componentes, tienen que subir mucho el precio de sus equipos, lo que les presentará problemas luego para venderlos”, cuenta el director de I+D de Primux.