Galicia en ciencia y tecnología

Aunque el turismo en Galicia es principalmente cultural e incluso de sol y playa, la autonomía ha ganado peso en los últimos años en turismo científico

Galicia en ciencia y tecnología

Uno de los destinos de turismo astronómico en España. EFE/Ismael Herrero

En anteriores artículos hablamos de turismo y también de ciencia y tecnología. Queremos a continuación profundizar un poco más en ambos temas y ver la relación que existe entre estos dos campos en Galicia.

El turismo en Galicia es principalmente cultural, incluso ligado a cuestiones religiosas. También es, pese a que la comunidad se conozca por las constantes lluvias, un turismo de sol y playa, con temperaturas suaves en verano, atractivas para muchos. Sin embargo, en los últimos años ha ganado peso otro turismo que crece en toda España y a nivel internacional: el turismo científico. Su objetivo no es otro que compartir y divulgar experiencias científicas y tecnológicas.

Así, la principal oferta de divulgación científica se encuentra en Coruña, a través de la red de Museos Científicos. La Casa de las Ciencias, la Casa de los Peces, la Casa del Hombre o el MUNCYT son un reclamo turístico en la urbe herculina. Por otro lado, Santiago de Compostela, es un espacio de promoción científica y de emprendimiento, como se aprecia en la actividad de su Universidad y en espacios como el Museo de Historia Natural, con la mayor colección histórica-científica de Galicia. Compartiendo nombre, en Ferrol se encuentra el museo dependiente de la SGHN, con una de las cinco colecciones de fósiles de cetáceos más completas del mundo.

Muchas de las facultades gallegas son líderes en su campo e impulsan iniciativas como la Ciudad de la Salud en Santiago de Compostela o la Ciudad de las TIC en Coruña

En los centros educativos también tiene fuerza la ciencia. Muchas de las facultades gallegas son líderes en su campo e impulsan iniciativas como la Ciudad de la Salud en Santiago de Compostela o la Ciudad de las TIC en Coruña, para potenciar estas ramas de investigación. Además, Ferrol o Vigo, por su tradición industrial, cuentan con destacados centros de investigación tecnológica. Por último, cabe destacar el grado en Ingeniería Aeroespacial ubicado en el campus de Ourense, una oferta de estudios distinta y que goza ya de gran prestigio.

Naturaleza y Tecnología

Pese a lo que se pueda creer sobre que la tecnología solo se desarrolla en las ciudades, lo cierto es que el rural juega desde hace tiempo un importante rol a la hora de poner a Galicia como ejemplo tecnológico. Uno de estos aspectos es la energía eólica, con un amplio recorrido por toda Galicia. Hasta 164 parques eólicos se distribuyen por la geografía gallega, el 12,9% de los españoles (1.267). Suman un total de 4.000 aerogeneradores, un 18,67% de los 21.430 que tiene España. Por provincias hay 68 en Coruña, 64 en Lugo, 21 en Pontevedra y 11 en Ourense.

Si en el conjunto de España el 22% de la electricidad consumida procede de la eólica, en Galicia es ya el 35%. Galicia contribuye así a que España sea el tercer país exportador mundial de aerogeneradores. El 14% de la potencia energética en España se produce en Galicia. Se sitúa en el cuarto puesto por comunidades, solo detrás de Aragón, Castilla y León y Castilla la Mancha. Las cuatro están muy por encima del resto.

Turismo astronómico

Y si hablamos de turismo científico no podemos olvidarnos de los cielos gallegos. El turismo astronómico está cada vez más extendido y valorado ya que un buen lugar para la observación de las estrellas implica una baja contaminación en el entorno, especialmente de la lumínica.

Está muy claro que Galicia tiene muy pocas oportunidades en el turismo de sol y playa, pero por el contrario tiene otras que seguro generarán más valor

Ya son varios los destinos Starlight que posee Galicia, el sello con el que desde el Instituto de Astrofísica de Canarias se reconoce a aquellos lugares que, por sus condiciones espaciales, son idóneos para la observación del firmamento. Del interior a la costa; de las montañas a los cabos.

Está muy claro que Galicia tiene muy pocas oportunidades en el turismo de sol y playa, pero por el contrario tiene otras oportunidades que seguro generarán más valor. Es decir, son opciones que aumentarían ostensiblemente el gasto por cliente.

La ciencia y la tecnología son las culpables de que hoy en día en Galicia una persona pueda vivir más de ochenta años de promedio, a esto deberíamos rendirle culto.

Viajar por el mundo y especialmente por Galicia con el objetivo de visitar lugares relacionados con descubrimientos científico tecnológicos, museos o simplemente observar el firmamento, son maneras de inculcar a nuestros hijos y nietos, la cultura del conocimiento científico, que por otro lado tanta falta nos hace a todos nosotros.

Decía el sabio científico de científicos, Albert Einstein: “Si quieres resultados diferentes, no hagas siempre lo mismo”. Ahí lo dejo.