Galicia en la nube

El Atlas de Economía Digital Galicia destaca a Hijos de Rivera, Inditex y Povisa por su compromiso con el medio ambiente

En anteriores artículos hemos hablado de personas y animales, de puertos y aeropuertos, de granjas y hoteles, de mar y montaña… En este último artículo queremos introducir una parte de Galicia que no se ve pero existe, que no está a nuestro alrededor pero nos acompaña constantemente: la digitalización. Sabemos que en Galicia están muy presentes las nubes pero ¿qué presencia tiene Galicia en la nube? ¿Cuál es el grado de digitalización de Galicia?

Cuando hablamos de destrezas digitales, destacamos que tan sólo el 50% de los gallegos adultos se desenvuelven con facilidad en la nube. Este dato es importante puesto que la digitalización es en la actualidad más importante que nunca, sobre todo para la red empresarial gallega. La economía es también digital y requiere cada vez una transformación más necesaria. Pese a la urgencia por realizar este cambio, el volumen actual de profesionales formados en esta materia es menor al campo que se necesita abordar; una situación que se agrava en Galicia por causas como el envejecimiento y la despoblación aunque está mejor que España al contar con un 45% de profesionales especializados en áreas digitales, 14 puntos más que la media nacional.

La gran mayoría de las empresas no tiene entre sus principales objetivos la digitalización

Existe además otro impedimento y es que la gran mayoría de las empresas no tiene entre sus principales objetivos la digitalización. Un estudio realizado por el Observatorio Vodafone de la Empresa recoge que tan solo el 22 % de las pymes gallegas cuentan con un plan concreto para dominar la industria 4.0. Según los expertos, las empresas gallegas cuentan con un buen grado de conectividad y seguridad pero quedan todavía muchas herramientas sin impulsar como el Big Data, el internet de las cosas o el uso de la nube para el almacenamiento.

La digitalización en las aulas

Y de las empresas a las aulas. La digitalización en la enseñanza es clave para su mejora así como ha sido imprescindible en la actual crisis pandémica. Según el informe PISA, de entre 79 países analizados, España es el que menos incentiva a los profesores a integrar la tecnología en la enseñanza, situándose a la cola de la digitalización en las aulas. Aún así, Galicia ha apostado fuertemente en los últimos años por una mayor digitalización en las aulas, con grandes inversiones en dispositivos tecnológicos para todas las ideas. No obstante, las carencias siguen siendo destacables.

Digitalización no es sinónimo de conectividad

Relacionado con la digitalización en las aulas nos encontramos con las dificultades que existen para conectarse satisfactoriamente. Así, la banda ancha o la velocidad de Internet es solo suficiente para el 52,9% de los alumnos, cuando la media de la OCDE se sitúa en el 67,5%.

Galicia se sitúa entre las comunidades con peor conectividad y velocidad digital. A finales de julio de 2020, un estudio afirmaba que junto a Castilla y León eran las comunidades con un menor nivel de penetración de la banda ancha. Esta circunstancia se debe principalmente a cuestiones geográficas. La brecha digital se extiende en mayor medida en el ámbito rural. El 89,8% de las personas que viven en estas zonas cuentan con velocidad de conexión de 30 Mbps y un 63% con 100 Mbps, lo que supone cinco y 25 puntos porcentuales por debajo de la media de la población. Asimismo, la fibra óptica llegaba al 60% de los hogares rurales, frente al 84,9% de media en España.

Está previsto que en 2023 la fibra llegue hasta el 79,9% de los hogares rurales. En 2025 el objetivo fijado es que el 100% de los españoles disfruten de la banda ancha, vital para la digitalización.

Una vez más podemos constatar que Galicia no esta entre las comunidades punteras en España en materia de digitalización. Tampoco España esta en el podium de los países de Europa, aunque esto le correspondería como la cuarta economía de la UE que es.

Seguro que llegaremos a niveles de digitalización decentes, pero el problema es el cuando lo haremos. El almacenamiento de datos, así como la computación en la nube es una demostración del nivel de transformación digital en el que se encuentra un territorio, y en Galicia vamos retrasados con respecto a nuestro entorno.

Si se me permite la comparación, en Galicia nos dijeron hace más de veinte años que íbamos a tener un tren de alta velocidad que comunicaría con Madrid a nuestras dos grandes capitales en tres horas. A fecha de hoy aún no tenemos AVE y ya nos están diciendo que cuando la tengamos, tardará cerca de cuatro horas entre A Coruña o Vigo hasta Madrid.

Solo espero y no desespero en tratar de creer que una cosa similar no nos va a pasar con la transformación digital y así evitar caer en lo que casi siempre nos pasa, que no es otra cosa que el padecimiento de una brecha digital crónica.

José Antonio Ferreira Dapía