Líderes del sector primario, pero no es suficiente

Entre los principales retos de Galicia se encuentra el hacer frente al envejecimiento demográfico del rural e incorporar nuevos avances tecnológicos al campo y a la ganadería

Explotación ganadera

Imagen de archivo de una Explotación ganadera en Galicia

Como todos ya sabemos, se conoce como sector primario todas aquellas actividades que están relacionadas con la agricultura, la ganadería, la pesca, la silvicultura, la minería y otros trabajos en el medio natural. En Galicia, la ocupación en el sector representa todavía un 10% del total de población activa. El PIB, siendo tan solo de un 6%, es superior a la media nacional, que se mantiene entre el 3 y el 5%. En un ránking por comunidades, Galicia ocupa el sexto puesto, por encima de regiones como Andalucía.

Entre los subsectores que más destacan en Galicia nos encontramos con un importante peso de la cadena agroalimentaria y un destacable sector pesquero. El sector primario va más allá del 6% del PIB que representa.

La pesca, la gran marca de Galicia en Europa

Con una flota de más de 4.000 embarcaciones y más de 11.000 marineros ocupados, la pesca es el gran nicho de ocupación del sector primario en Galicia. Se calcula que da empleo a 36.532 personas.

Casi el 50% de la flota pesquera española se encuentra en Galicia, siendo líder entre comunidades. A nivel europeo, es una de las flotas con mayor importancia dentro de la UE. Rozando los 3 millones de habitantes en una población de 508 millones, Galicia suma el 10% de la capacidad pesquera europea. Son niveles similares al conjunto de las flotas de Francia e incluso superiores a Italia o Países Bajos. El descenso generalizado en los últimos años a todos los niveles ha mantenido constante la representatividad de Galicia.

El sector forestal, pequeño pero fuerte

Galicia lidera la silvicultura en España con una superficie forestal de dos millones de hectáreas. Las principales salidas de este sector es la producción de madera, seguida por la fabricación de muebles y de papel. En Galicia se produce más de la mitad de la madera nacional y es líder estatal en exportaciones. Alrededor de 127 empresas conforman el sector, del que viven hasta 70.000 familias gallegas. Algunas de las empresas más importantes del sector en España están asentadas en Galicia, como Ence o Finsa.

De la ganadería y a la minería

El sector ganadero y agrícola cuentan con hasta un tercio del territorio gallego para desarrollar su actividad. A pesar de la pérdida de peso relativo, la agricultura y ganadería en Galicia aumentaron su aportación en valores absolutos. El sector tiene una fuerte presencia en todas las comarcas gallegas.

«Galicia presenta una serie de problemas estructurales importantes, como una población envejecida o una estructura de la propiedad minifundista»

Galicia lidera la producción mundial de pizarra y es uno de los productores más importantes de granito. Aunque el sector supone en la actualidad el 0,9% del PIB gallego, sin embargo puede tener un gran potencial en el abastecimiento de metales de alto valor tecnológico y fundamentales para la transición ecológica y energética, como cobre, las tierras raras, el niobio, el tántalo o el litio.

¿Hacia dónde camina el sector primario?

Aunque las cifras del sector han descendido desde el año 2000, cuando suponía un 17,1% de los puestos de trabajo en Galicia, el campo y el mar siguen jugando un papel fundamental en la economía gallega. La prueba de ello es el peso del sector agroalimentario en la economía de la comunidad, donde aporta un 6,9 % del PIB con un total de 4.126 millones de euros. En la actualidad es incluso uno de los sectores que mejor ha soportado el impacto del coronavirus.

No obstante, presenta una serie de problemas estructurales importantes, como una población envejecida o una estructura de la propiedad minifundista. Entre los principales retos se encuentra el hacer frente al envejecimiento demográfico del rural e incorporar nuevos avances tecnológicos al campo y a la ganadería.

Galicia es un territorio con muchos recursos que en parte ya se están explotando pero no a los niveles que se debería. Tenemos pesca, tenemos agricultura, tenemos viento, tenemos minerales, tenemos cosas valiosas que mostrar al mundo, tenemos una cultura peculiar, tenemos algunas industrias muy potentes, tenemos…

Pero habría que hacerse algunas preguntas como: ¿Qué es lo que no tenemos? ¿Por qué? Personalmente no me toca responder a estas preguntas, aunque tengo mi opinión. Que a quien le corresponda recoja el testigo que aquí le dejo y nos ilumine el camino del desarrollo ansiado, de una tierra que pudo ser y se quedó en el camino.