AstraZeneca, del veto a ampliar mercado: un estudio dice que es eficaz en mayores de 65 años

El Ministerio de Sanidad propone ampliar el rango de edad de vacunación hasta los 65 años tras la publicación de los resultados del ensayo en fase III que ratifican una eficacia del 80% en personas que superan dicha edad

AstraZeneca

Imagen de archivo de la vacuna de AstraZeneca

La vacuna de AstraZeneca se encuentra cada vez más lejos de la cancelación que se barajó hace unas semanas en algunos países. El Ministerio de Sanidad, tras considerar un estudio del fármaco que demuestra una eficacia del 80% en mayores de 65 años, ha propuesto ampliar el rango de edad de vacunación hasta dicha edad.

La propuesta, que se registró este lunes y tendrá que ser ratificada esta tarde en el Consejo Interterritorial de Salud, estaba a la espera de la publicación de los resultados del ensayo de fase III que la farmacéutica realizó en Estados Unidos, como ha apuntado la ministra Carolina Darias en varias comparecencias.

Sin riesgo de trombos

La vacuna, que estuvo sometida a una fuerte polémica internacional debido a su posible relación con varios casos de trombos y alergias, ha sido sometida a investigación. El comité de supervisión no identificó ningún problema de seguridad relacionado con la inyección, y llevó a cabo una revisión específica de los eventos trombóticos, así como de la trombosis del seno venoso cerebral con la ayuda de un neurólogo independiente. No encontró un mayor riesgo de trombosis o eventos caracterizados por la trombosis entre los 21.583 participantes que recibieron al menos una dosis de la vacuna.

Hasta ahora, Sanidad estaba administrando la vacuna de AstraZeneca a trabajadores esenciales menores de 55 años como bomberos, fuerzas de seguridad del Estado y docentes, entre otros, también a trabajadores sanitarios que no trabajan en primera línea y, posteriormente, a la población general de entre 45 y 55 años. Si la propuesta sigue adelante, los ciudadanos de hasta 65 años serán elegibles para la administración de la vacuna, a pesar de que el 52% de los españoles ve «insegura» la inyección de AstraZeneca tras las dudas sobre los trombos, según una encuesta realizada por YouGov.