Choque entre Feijóo y Pontón por las sanciones a quien no se vacune

La portavoz del BNG critica la ley de salud por proponer solamente sanciones a los gallegos y Feijóo le replica que está haciendo “el ridículo”

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, junto a la portavoz del BNG, Ana Pontón

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, junto a la portavoz del BNG, Ana Pontón

El presidente de la Xunta ha defendido la reforma de la ley gallega de salud que incorporará sanciones para quienes incumplan las cuarentenas y establecerá multas para los que se nieguen a vacunarse contra el Covid-19. En una réplica a la portavoz del BNG, Ana Pontón, en el Parlamento, Alberto Núñez Feijóo aseguró que se trata de una ley “única” en España que “va a concretar que un infectado por coronavirus tiene el deber legal de mantenerse en su domicilio durante 10 días”.

El dirigente autonómico aseguró que es “la única ley sancionada por un Parlamento que va a decir de forma clara que una persona, contacto estrecho de un positivo, tiene el deber de estar en cuarentena durante 14 días», ha recalcado, haciendo hincapié en que el texto establece «garantías, derechos y deberes» durante una pandemia.

Menos sanciones y más recursos para sanidad

Pontón había criticado que la normativa no recoja más que sanciones para los gallegos sin incorporar ninguna medida de refuerzo a la sanidad pública, lo que a su juicio supone tratar a los gallegos como “sospechosos” y no asumir la responsabilidad que corresponde a la Xunta. Además, cuestionó que Feijóo recurriera al Parlamento para sacar adelante la ley en lugar de al Consello da Xunta para salvar los “impedimentos jurídicos” con los que se encontraría de tramitarla directamente desde el Gobierno gallego. De hecho, llegó a calificarla como “chapuza jurídica”.

En su intervención, la portavoz del BNG pidió a los populares que rectifiquen en cuestiones como la vacunación obligatoria y propuso reforzar la atención primaria con 100 millones adicionales, aumentar el número de rastreadores, intervenir las residencias, hacer cribados masivos en los municipios con cierres perimetrales y preparar un plan de contingencia para distribuir la vacuna del Covid y evitar “otro fiasco como con la campaña de la gripe”.

“En 53 folios no hay ni una sola medida para mejorar la lucha contra el Covid desde el punto de vista sanitario, pero repite 71 veces la palabra sanción en una ley de salud”, remachó.

Los expertos de Feijóo

Feijóo se mostró sorprendido por las críticas de Pontón, pues cree que el BNG debe ser «el primer grupo nacionalista» que rechaza la reforma de la ley autonómica y prefiere regirse por el estado de alarma que decrete el Gobierno central e interpretó que responden a que es una propuesta del PP.

El presidente de la Xunta insistió en que las decisiones están avaladas por el comité clínico e ironizó sobre “cuáles son los expertos del BNG”. «Lo digo porque igual los necesitaba el Gobierno central», apostilló, además de lamentar que la OMS no cuente con “los expertos del BNG”. También acusó a Pontón de hacer “el ridículo” después de poner sobre la mesa “el confinamiento generalizado”.

La réplica molestó mucho a la portavoz nacionalista, que dijo que estaba en el Parlamento para “hablar a favor de los gallegos y las gallegas que no necesitan que los traten como sospechosos que deben ser vigilados” y que han tenido “un comportamiento ejemplar” durante la pandemia. “Deje de responder con bofetadas a la mano tendida del BNG con propuestas sinceras para responder a una crisis sanitaria, económica y social”.