Covid: Feijóo cierra 19.000 bares, más de 200 gimnasios y lleva al límite a los centros comerciales

Galicia aplica las restricciones más duras desde el primer confinamiento; el número de hospitalizados toca techo tras superar el pico de abril

Covid: Feijóo cierra 19.000 bares, más de 200 gimnasios y lleva al límite a los centros comerciales

En poco más de un mes, Galicia ha pasado de intentar salvar la Navidad a asumir un severo golpe económico para tratar de frenar la rápida expansión del coronavirus, que ha alcanzado dimensiones desconocidas hasta ahora en la comunidad. La Xunta clausurará toda la hostelería, prohibirá las reuniones de no convivientes y cerrará las fronteras municipales a partir del miércoles, además de extremar las limitaciones al comercio y las grandes superficies. Las nuevas restricciones, que anunció un Alberto Núñez Feijóo particularmente conturbado en su comparecencia, se prolongarán hasta el 17 de febrero y colocan a Galicia entre las comunidades con medidas más duras del Estado.

En la práctica, supone el cierre de 19.000 negocios hosteleros, de los que 14.500 son bares y cafeterías y el resto restaurantes, tomando como referencia los datos del Anuario de la Hostelería de España de 2019. También bajan la persiana los más de 200 gimnasios de la comunidad, los comercios no esenciales deberán cerrar a las 18 horas y la veintena de centros comerciales de Galicia, la mayoría en manos de socimis o fondos de inversión, no podrán abrir el fin de semana, los días de mayor afluencia.

El parón de la actividad no castiga solo a los directamente afectados. Los proveedores de la hostelería, entre ellos grandes empresas como Estrella Galicia, también salen damnificados. Los diarios en papel que se distribuyen en los bares, los cines o el sector del juego tampoco evitan el castigo. El turismo sigue paralizado y sin carnaval que echarse a la boca.

Las medidas son duras, las más duras desde el primer confinamiento, pero pudieron ser más. El presidente de la Xunta se quedó con las ganas de endurecer el toque de queda, por lo que volvió a pedir al Gobierno que permita a las comunidades adelantarlo. También aludió a la necesidad de tomar medidas para controlar las interacciones en los centros de trabajo, pero consideró que esa limitación debe adoptarla el Gobierno central a partir de un consenso con todas las autonomías.

Covid: Feijóo cierra 19.000 bares, más de 200 gimnasios y lleva al límite a los centros comerciales

Los hospitalizados tocan techo

Las nuevas restricciones abren el segundo periodo de medidas duras desde noviembre, cuando la Xunta se propuso “resetear” la situación, en palabras de Feijóo, para abrir la mano en las celebraciones de Navidad. Llegan después de que el Sergas notifique durante 13 días consecutivos más de un millar de nuevos casos diarios y con el número de hospitalizados por Covid-19 en máximos.

De hecho, los 933 pacientes ingresados y los 161 en UCI de este lunes superan los que había cuando el presidente del Gobierno gallego anunció la apertura de hospitales de campaña en A Coruña y Santiago. El aumento de capacidad asistencial en el último año explica que Feijóo descartara utilizar, por el momento, estas instalaciones.

Más incidencia que Cataluña

La incidencia acumulada en Galicia a 14 días alcanza, según los datos del Ministerio de Sanidad, los 700 casos por cada 100.000 habitantes, todavía por debajo de la media española, situada en los 884 casos. Durante el fin de semana, la comunidad superó a Cataluña y Baleares en cuanto al impacto del virus. La incidencia también es mayor que en Asturias, Canarias, Cantabria, Ceuta, Navarra y el País Vasco.

La incidencia a siete días deja a la comunidad, hasta ahora una de las menos castigadas por la pandemia, muy cerca de la media del Estado, con 399 casos frente a los 420 de la media de los territorios.