Feijóo cabrea a casi todos: oposición, hostelería y juego exigen un plan de rescate

La Xunta sale al paso de las críticas de BNG, PSdeG, alcaldes y sector y perfila un fondo de ayudas para la hostelería en el que también participen diputaciones y ayuntamientos

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. EFE/Salvador Sas

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. EFE/Salvador Sas

Lo anunció Angela Merkel en Alemania cuando pactó con los länder la primera batería de restricciones que golpeaban a la hostelería y lo acaba de hacer también António Costa, presidente de Portugal: toda media que implique un cierre, total, parcial o temporal, de un sector que sufre como pocos el impacto del Covid debe ir acompañada de un plan económico para amortiguar las consecuencias de esas mismas restricciones. Eso es lo que echa en cara a Núñez Feijóo la oposición al unísono, que se pone del lado del sector, y también los alcaldes de las grandes ciudades tras los cierres anunciados a partir de este viernes.

Feijóo defendió en su comparecencia de este miércoles que la Xunta ha ayudado como nunca al sector en esta crisis y cifró en 14.000 los negocios gallegos hosteleros que han recibido casi 24 millones de euros. Posteriormente, a última hora del miércoles, y tras una tarde en la que le llovieron las críticas por las consecuencias de las nuevas restricciones, el Gobierno gallego dio cuenta de la reunión mantenida por los conselleiros de Presidencia, Sanidade y Emprego con asociaciones hosteleras para perfilar «un segundo plan de rescate» para personas trabajadoras, microempresas y establecimientos hosteleros cerrados por causa de la pandemia. Asegura el Gobierno gallego que la primera convocatoria del plan de rescate «ya completó casi el 80% de los pagos a más de 30.500 solicitantes por importe de 65 millones de euros«.

Pero, ante las críticas recibidas a lo largo de la tarde, el Ejecutivo autonómico ha movido ficha proponiendo la creación de un «fondo de cooperación Covid-19» para el pago de las ayudas al sector de la hostelería que esté confinanciado tanto por la Xunta como por las diputaciones y los ayuntamientos.

La Xunta reacciona y mira a Valencia

Según explicó el vicepresidente Alfonso Rueda, tanto sector como administración gallega se muestran «de acuerdo» en la necesidad de poner en marcha un modelo similar al implantado en Valencia, con un fondo para las ayudas que esté participado por la Xunta, las diputaciones provinciales y los ayuntamientos. En él, el Gobierno gallego aportaría el 50%, las diputaciones el 30% y los municipios el 20% restante.

Los representantes hosteleros aseguran que es necesario una unión de las administraciones implicadas para, además de conceder ayudas, facilitar su trámite. «Desde junio hasta hoy, hay compañeros que han tenido que ir hasta a siete lugares diferentes para solicitar las ayudas», dijo César Ballesteros, representante del sector en Pontevedra.

En cualquier caso, a la espera de conocer los detalles de este plan, las críticas por imponer nuevas restricciones antes de activarlo arrecian.

Ana Pontón y las consecuencias

La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, ha pedido al presidente de la Xunta que sea “claro y contundente” en la adopción de medidas y que el mismo Diario Oficial de Galicia (DOG) que recoge las restricciones para frenar los contagios del Covid incluya también ayudas directas a los sectores más afectados.

El mismo día que Feijóo ha anunciado el incremento de las restricciones, unas medidas que incluyen el cierrre de la hostelería a las 18:00 horas en toda Galicia, Pontón ha señalado que esas decisiones tienen unas consecuencias económicas que deben ser tenidas en cuenta por parte del Gobierno porque afecta a los ingresos de miles de familias. Ha exigido, en esa línea, ayudas directas a sectores como la hostelería, el comercio, el turismo o los servicios. “A todos los que se ven obligados a cerrar las puertas y que se quedan sin ingresos”, ha apuntado.

Un cierre encubierto para Caballero

El secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero, también ha instado al Gobierno gallego a acompañar las restricciones anunciadas este miércoles, que considera que implican un “cierre encubierto de la hostelería”, de “respaldo económico” a todos los sectores afectados.

El jefe de filas de los socialistas gallegos ha criticado que en todo el 2020 la Xunta solo habilitase “22 millones de euros” para respaldar a los comercios, a las pequeñas y medianas empresas y a la hostelería. “Es la hora de tomar las medidas necesarias para proteger la salud pero también es la hora de desplegar el paraguas para rescatar a los sectores a los que se decreta un cierre encubierto y que se sienten abandonados, aislados y sin respaldo», ha apuntado.

Los alcaldes hablan

Desde plazas como A Coruña o Lugo, sus corporaciones locales piden acción y apoyo a través de un plan de rescate para la hostelería que consideran urgente e inaplazable. También el alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, ha calificado este miércoles de «golpe durísimo» las medidas impuestas por la Xunta. En el caso de Ourense, en máximo riesgo, la hostelería solo podrá usar la terraza al 50%, mientras que en Lugo, aunque también volverá a perimetrarse, podrá emplearse también el interior de los locales hasta el 30% del aforo.

La “nueva realidad” que vivirá Lugo desde el viernes, ha destacado la alcaldesa Lara Méndez, “vuelve a afectar a sectores fundamentales de la ciudad”, como la hostelería, por lo que ha pedido a la Xunta que “ponga ya medidas encima de la mesa para paliar esta situación”.

El juego se levanta

No solo la hostelería se ha levantado. También el sector del juego. La Asociación Gallega de Empresas Operadoras señala que “no entendemos el nuevo cierre decretado para nuestra actividad, la más afectada por las nuevas restricciones. La hostelería puede cerrar a las 18.00 horas con servicio en terraza, pero nuestros locales permanecerán completamente cerrados”.

La patronal del juego exige poder “contar con medidas económicas y ayudas necesarias para garantizar la viabilidad de nuestros negocios y el empleo, como cualquier sector de actividad”.