Galicia, Castilla y León, Navarra, Baleares… La tercera ola del Covid fulmina la hostelería

La mayoría de las comunidades endurece las medidas contra el Covid restringiendo los horarios de la hostelería o prohibiendo la actividad en el interior, lo que aboca al cierre a los negocios sin terraza

La tercera ola del Covid-19 impacta, de nuevo, en la hostelería, que ve restringido horarios y aforos en la mayoría de las comunidades. EFE

La tercera ola del Covid-19 impacta, de nuevo, en la hostelería, que ve restringido horarios y aforos en la mayoría de las comunidades. EFE

La expansión de la tercera ola del Covid en España ha obligado a las comunidades autónomas a endurecer las medidas de distancia social para frenar el avance del virus. De nuevo, el sector más afectado es el de la hostelería. Aunque no todos los territorios han optado por un cierre total, las restricciones de aforos y de horarios abocan al cierre a muchos establecimientos.

En Galicia, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, anunció este miércoles que la hostelería cerrará a las 18.00 horas en toda la comunidad. Lo hará, con carácter general, con unas restricciones de aforo al 30% en el interior de los locales y del 50% en el exterior. Sin embargo, hasta 60 municipios que aglutinan el 47% de la población están en una situación de “riesgo extremo” debido a la alta incidencia de los contagios. En estos casos, bares y restaurantes solo podrán abrir hasta las seis de la tarde en terraza. La hostelería de las ciudades de A Coruña, Santiago, Ourense y Ferrol, por ejemplo, tendrán que adaptarse a esta nueva situación.

El líder gallego indicó, en una comparecencia ante los medios, que no se estaban detectando «más contagios en la hostelería que en los círculos familiares», pero la situación obligaba a la Xunta de Galicia a tomar esta determinación ya que, sin medidas restrictivas más duras, la comunidad no alcanzará el pico de contagios de la tercera ola hasta finalizar el mes de febrero, lo cual podría afectar seriamente a la presión asistencial (por ahora, la comunidad presenta la más baja de España).

No obstante, no es Galicia la única comunidad que en las últimas horas ha anunciado un endurecimiento de medidas que golpea de lleno al sector hostelero.

Castilla y León cierra el interior de los bares

Desde la medianoche del miércoles al jueves y hasta el 26 de enero, Castilla y León impone una serie de medidas restrictivas que pasan por el cierre del interior de bares y restaurantes, además de los grandes establecimientos comerciales y de las instalaciones deportivas cubiertas.

Se permiten los servicios de entrega a domicilio o recogida en el establecimiento o en vehículo, y los restaurantes de los hoteles y otros alojamientos turísticos, que pueden permanecer abiertos siempre que sea para uso exclusivo de sus clientes, sin perjuicio que también puedan prestar servicios de entrega a domicilio o recogida en el establecimiento.

Cantabria, un mes más de cierre

También Cantabria determinó este miércoles mantener el cierre del interior de los establecimientos de hostelería durante 30 días más. Además, los establecimientos comerciales de más de 400 metros cuadrados no podrán abrir los fines de semana.

En la misma línea, el Gobierno de La Rioja ha acordado este miércoles el cierre perimetral del área formada por Logroño y los municipios de su área metropolitana de Lardero y Villamediana de Iregua y el cierre de todos los establecimientos públicos no esenciales a las 17 horas desde la medianoche del próximo sábado, 16 de enero.

Mallorca, quince días sin hostelería

Por su parte, el Departamento de Salud del Gobierno de Navarra, ante el aumento de casos de Covid tras las Navidades, ha decidido adelantar una hora el cierre de locales de hostelería, a las 21.00 horas, y ha prohibido fumar en terrazas y ‘barriles’ a las puertas de los locales.

También Baleares acordó esta semana el cierre total de bares y restaurantes en la isla de Mallorca durante 15 días, si bien, como en el resto de casos, está permitida la venta de comida a domicilio.

La Junta de Extremadura ha cerrado la hostelería y el comercio no esencial en aquellas localidades con más de 5.000 habitantes y sin importar la incidencia acumulada que registren. mientras que Asturias ha optado por adelantar el toque de queda en cuanto a actividades comerciales a las 20.00 horas.