Tercera ola en Galicia: guía de restricciones para frenar el Covid

A partir del viernes las medidas de restricción social se endurecen en toda Galicia, con el toque de queda adelantando a las 22 horas. Pero, ¿cuáles son las restricciones por ayuntamientos?

El Covis sigue avanzando en la comunidad gallega, con la tasa de positividad disparada desde Navidad. E.P.

El Covis sigue avanzando en la comunidad gallega, con la tasa de positividad disparada desde Navidad. E.P.

El avance del Covid en Galicia ha obligado a la Xunta de Galicia a endurecer de forma notable las restricciones sociales en la comunidad. El máximo mandatario autonómico, Alberto Núñez Feijóo, ha indicado que, aún con las restricciones en vigor, quedan “semanas muy duras” ya que se espera que, aun con las limitaciones, el pico de esta tercera ola se alcance a finales de enero o principios de febrero.

Toque de queda a las 22.00 horas en toda Galicia

En cuanto a las restricciones, que comenzarán a aplicase previsiblemente a partir de la medianoche del jueves al viernes, la principal novedad es que el toque de queda se adelanta en toda la comunidad a las 22 horas (actualmente era hasta las 23 horas). Por ese motivo, el comercio cerrará, como máximo, a las 21.30 horas.

En los centros comerciales queda prohibido permanecer en zonas comunes, en las que solo se podrá transitar por ella, y no mantener ni reuniones ni conversaciones.

Galicia: dos niveles de restricción

Toda Galicia presentará dos niveles de restricción: o nivel medio alto, o nivel de alerta máxima. Esto afectará directamente a la hostelería, que, en toda la comunidad, verá su horario reducido hasta las 18.00 horas. La diferencia estriba en si un ayuntamiento está en nivel de alerta medio alto o máximo.

En los municipios en nivel de alerta medio-alto la hostelería podrá abrir con un aforo en su interior del 30% y del 50% en el exterior. En el caso de ayuntamientos en nivel de alerta máximo, bares y restaurantes solo podrán tener abiertas las terrazas al 50%. Se mantiene, en cualquier caso, el reparto a domicilio.

¿Cuáles son los ayuntamientos en nivel de riesgo máximo?

Con las nuevas directrices aplicadas por la Xunta, el 47% de la población gallega quedará afectada por medidas de restricción máxima. Esto engloba a 33 concellos de más de 10.000 habitantes con una incidencia acumulada del virus superior a los 250 casos por cada 100.000 habitantes.  También entran en esta fase 27 ayuntamientos de menos de 10.000 habitantes cuyos contagios están disparados.

Riesgo máximo en A Coruña

Los ayuntamientos en situación de riesgo máximo en la provincia coruñesa son: A Coruña, Arteixo, Cambre, Culleredo, Oleiros, Carballo, Santiago de Compostela, Ames, Ribeira, Boiro, Rianxo, Noia, Ferrol, Narón, Fene, Cee, Camariñas, Cerceda, Laxe, Vimianzo, Cabanas, Pontedeume, Ortigueira, Outes, Porto do Son, A Pobra do Caramiñal, Melide, Oroso, Trazo y Val do Dubra.

Riesgo máximo en Lugo

Los ayuntamientos en situación de riesgo máximo en la provincia lucense son: Vilalba, Viveiro y Xove.

Riesgo máximo en Ourense

Los ayuntamientos en situación de riesgo máximo en la provincia ourensana: Ourense, Barbadás, Carballiño, Verín, Allariz, Monterrei y Xinzo de Limia.

Riesgo máximo en Pontevedra

Los ayuntamientos en situación de riesgo en la provincia pontevedresa son: A Estrada, Poio, Bueu, Moaña, Baiona, Ponteareas, Redondela, A Guarda, Tomiño, Tui, Vilagarcía, Vilanova, A Illa de Arousa, Valga, Pontecesures, Caldas de Reis, Oia, Cuntis, O Rosal y Salvaterra do Miño.

Movilidad

Una vez entren en vigor las nuevas medidas de la Xunta de Galicia, aquellos municipios en fase de alerta máxima serán perimetrados individualmente, de forma que se deshacen las almendras de movilidad que hasta ahora existían en algunas áreas metropolitanas. Para entendernos, a partir de ahora, y excepto causas justificadas, un ciudadano de A Coruña, ya no podrá moverse a Arteixo y viceversa.

La movilidad se mantiene en aquellos municipios que no están en fase de riesgo extremo. Podrán moverse entre concellos que tengan su misma situación.

Esta norma, no obstante, tiene excepciones. Las ciudades de Lugo, Pontevedra y Vigo no están en situación de máxima alerta, pero la Xunta ha acordado con sus alcaldes que también aquí se aplique el cierre perimetral individual.

Reuniones: máximo 4 personas

Las reuniones de no convivientes tanto en el interior como en el exterior de los domicilios quedan fijadas a un máximo de 4 personas.

La Xunta indica que, si bien no podrá controlar esta situación, dentro de los domicilios no deberían producirse reuniones de no convivientes más allá de las 18 horas. La consigna es evitar que las reuniones sociales se trasladen a los domicilios particulares.