Feijóo apadrina la inauguración de la ciudad deportiva del Celta

Las administraciones "deben entender, respetar y apoyar" al Celta, ha explicado Feijóo en la inauguración de la nueva ciudad deportiva del club en Mos

El Celta de Vigo abre las puertas de su nuevo cuartel general. El club vigués ha inaugurado su nueva ciudad deportiva, bautizada con el nombre de Afouteza, en el que supone su traslado desde Vigo (las anteriores instalaciones se ubicaban en A Madroa).

Al acto de inauguración, celebrado antes de la disputa del encuentro entre los equipos juveniles de Celta y Deportivo ocn victoria por 1-2 para los herculinos, han acudido el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, acompañado por miembros de su gobierno como el vicepresidente Alfonso Rueda y el conselleiro do Medio Rural, José González; así como por otras personalidades como el jefe del Legislativo autonómico, Miguel Ángel Santalices, la alcaldesa de Mos, Nidia Arévalo, o el presidente de la Real Federación Española de Fütbol (RFEF), Luis Rubiales.

Unas instalaciones «de primera»

Allí, junto al presidente de club vigués, Carlos Mouriño, Feijóo ha destacado que la nueva ciudad deportiva del Celta está «a la altura de su relevancia» como entidad deportiva con unas instalaciones «de primera» que, dice, están «abiertas a los vecinos del área».

Según Feijóo, la construcción de esta ciudad deportiva que tiene también el sello del Grupo San José, corresponde a la «necesidad imperiosa» expresada por un club que supone el «estandarte del Vigo metropolitano y de toda Galicia».

Así las cosas, ha señalado que las administraciones «deben entender, respetar y apoyar» el papel del Celta como «patrimonio deportivo» para que siga aportando al deporte gallego, en un dardo dirigido al alcalde de Vigo, Abel Caballero, que en los últimos años ha protagonizado un enfrentamiento con Carlos Mouriño a cuenta de la ciudad deportiva y las obras en el Estadio Abanca-Balaídos.

Protestas de los comuneros

El acto de inauguración ha sido contraprogramado por varios miembros de la entidad comunal de los montes de Tameiga, que han reiterado su rechazo al proyecto de la ciudad deportiva del Celta, envuelto en la polémica al ser tachado de «pelotazo urbanístico» por parte de entidades sociales y políticas a lo largo de los últimos años.

De hecho, los comuneros ha colgado pancartas en las inmediaciones de los accesos a la nueva ciudad deportiva del club vigués, cuya inauguración ha sido puesta en entredicho por el colectivo. «Las obras están sin terminar y tendrán que enfrentarse a las múltiples denuncias que ponen en tela de juicio su legalidad. Este acto es solo una escenificación más para presentar su delito como un hecho consumado y que los vecinos se den por vencidos y renuncien a defender el bien común», señalan los comuneros de Tameiga en un comunicado remitido a los medios.