Feijóo carga a Sánchez y a los ayuntamientos la crisis de la hostelería

El presidente gallego critica al Gobierno por no conceder ayudas al sector mientras la Xunta aporta 160 millones y reclama exenciones de impuestos a los concellos

El mobiliario de la terraza de un bar amontonado en una de las esquinas de la plaza María Pita, con la sede del concello de A Coruña. EFE/ Cabalar

El mobiliario de la terraza de un bar amontonado en una de las esquinas de la plaza María Pita, con la sede del concello de A Coruña. EFE/ Cabalar

Alberto Núñez Feijóo justifica su decisión de cerrar la hostelería para hacer frente a la tercera ola del Covid-19 pero asegura que esta medida debe ir acompañada de paquetes de ayudas públicas y bajadas de impuestos que permitan hacer frente a su sequía de ingresos.

El presidente de la Xunta ha puesto en valor la puesta en marcha de ayudas que ha definido de “ingentes” por valor de 160 millones de euros al sector que ha llevado a cabo el Gobierno gallego, unas cantidades que, según ha destacado, se sitúan casi al mismo nivel que el propio presupuesto que tiene la Consellería do Mar, pero ha pedido que Ejecutivo central y ayuntamientos colaboren también en este proceso.

Según Feijóo, las comunidades autónomas están “desbordadas” a nivel económico tras haber salido al rescate de una hostelería que ha sido (y sigue siendo) objeto de duras restricciones y ha tachado de “lamentable” que el sector no haya percibido ayudas del Gobierno central. Además, ha criticado la losa que supone para estos negocios el hecho de tener que seguir abonando los impuestos sobre bienes inmuebles (IBI), sobre actividades económicas (IAE) o sobre terrazas en buena parte de los municipios pese al golpe que el Covid-19 ha asestado a su cuenta de resultados.

La justificación de cerrar la hostelería

Y es que, según ha recalcado Feijóo, estas ayudas se erigen como clave para permitir el cierre de unos establecimientos a los que considera puntos de propagación del Covid-19. Tras recalcar  que los hosteleros “no son culpables” de los contagios que se puedan producir en unos locales que han implementado diferentes medidas de prevención y seguridad, el presidente de la Xunta ha asegurado que “no es casualidad” que prácticamente todos los países europeos hayan apostado por el cierre de la hostelería para contener el Covid-19.

Además, el líder de los populares gallegos ha aludido a las diferencias entre los dos últimos paquetes de restricciones aplicados y ha destacado que el más reciente, que incorporó como novedades la prohibición de reuniones entre no convivientes y el cierre de la hostelería, es el que más eficacia ha mostrado. En concreto, la tasa de incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes en Galicia se ha desplomado un 45% a lo largo de la última semana, según ha reiterado en la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta.