Feijóo eleva el tono con Casado: “Del pasado no se reniega, se aprende”

El presidente de la Xunta comenzó la semana indicando que Pablo Casado no era responsable de los malos resultados del PP en Cataluña y la acaba cargando contra la decisión de vender la sede de Génova

El presidente de la Xunta, Alberto Nuñez Feijoó. EFE/ J.J. Guillén

El presidente de la Xunta, Alberto Nuñez Feijoó. EFE/ J.J. Guillén

Cambio de tercio en menos de una semana. El lunes, el presidente de la Xunta y líder del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, minimizó la responsabilidad del presidente de su partido, Pablo Casado, en el resultado de los populares en las elecciones catalanas. La formación no solo perdió apoyos, pasando de cuatro a tres escaños, sino que fue ampliamente sorpassada por Vox. El mandatario gallego, que en numerosas ocasiones ha marcado distancias con la actual dirección de partido, no hizo sangre. Aseguró que la responsabilidad de Casado en los resultados era la misma que podía tener Pedro Sánchez de la caída del PSOE en Galicia en las últimas elecciones autonómicas. Las celebradas en julio del año pasado, cuando Feijóo revalidó su cuarta mayoría absoluta al frente de la Xunta de Galicia por medio de unos comicios en los que ni Vox ni Ciudadanos consiguieron representación en ninguna provincia gallega.

No obstante, la paz acabó ese mismo día. El martes, con el anuncio de Pablo Casado de sacar a la venta la histórica sede del partido en la calle Génova en Madrid, ejemplificando una ruptura con el pasado, el barón autonómico comenzó a endurecer su tono, indicando que lo necesario, en este momento, era que el PP volviese a ganar. La escalada verbal ha culminado este viernes, en el marco de una entrevista en la cadena Cope en la que Feijóo, directamente, ha cuestionado el cambio de sede y ha indicado que “del pasado no se reniega, se aprende”.

Después de que Casado asegurase el martes que no darán nuevas explicaciones sobre la corrupción del pasado, el líder gallego ha señalado que el PP no se esconde ni titubea «con asuntos escabrosos» de su historia. «Del pasado no se reniega, se aprende», dijo.

Sobre el cambio de sede, Feijóo ha mostrado públicamente su discrepancia. “Si cada vez que un partido tiene un problema va cambiando de sede no habría una sola sede en España que mereciese ser ocupada por un partido«, apuntó.

“Un político que no gana será relevado”

El presidente gallego considera que un un partido lo importante no es «solamente ganar elecciones» puesto que «un político que no gana al final será relevado por un compañero» y que la responsabilidad de Casado es consolidar al PP como «gran referencia y única alternativa al socialismo, al independentismo y al populismo»».

Como ejemplo de líderes que no han ganado elecciones generales ha puesto a Manuel Fraga. «Hizo algo mucho más importante: fundar un partido de centro derecha, alternativa al socialismo», argumentó.