Guerra total en el Parlamento de Galicia por la ley del ‘sí es sí’

El PPdeG critica la "cobardía" del BNG por haber apoyado la ley mientras la formación que encabeza Ana Pontón acusa a Alfonso Rueda de "carroñerismo político"

Alfonso Rueda, durante su intervención en el Parlamento de Galicia este miércoles / Europa Press

Alfonso Rueda, durante su intervención en el Parlamento de Galicia este miércoles / Europa Press

La conocida ley del solo sí es sí divide al Parlamento de Galicia. El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y la líder del BNG, Ana Pontón, han protagonizado un agrio cara a cara este miércoles en el Pazo do Hórreo después de que el dirigente del PPdeG acusase al BNG de «fariseísmo político» y de «cobardía» por haber apoyado la ley.

Rueda ha recordado que el «histórico» diputado Néstor Rego, con el que los nacionalistas aspiraban a obtener unas ventajas «históricas» para Galicia, apoyó la norma en el Congreso y ha ironizado con que «consiguió unos históricos resultados en negativo», dadas las rebajas de penas a agresores sexuales. El presidente ha incidido en que tanto el PP, a través de la diputada gallega Marta González, como el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), dieron el aviso de que se podría producir este efecto de rebaja de condenas.

«Advertencias clarísimas, oídos sordos», ha lamentado Rueda, quien ha destacado que el Bloque «sigue apoyando a un Gobierno que acaba que descubrir que una cosa es hacer tuits y otra legislar, sobre todo en temas importantes». A renglón seguido, ha instado a Pontón a aclarar si los nacionalistas «se arrepienten o se reafirman en apoyar entusiásticamente la ley del solo sí es sí«.

Las críticas de Pontón

Por su parte, Ana Pontón ha centrado su pregunta parlamentaria sobre la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, que tendrá lugar este viernes. La portavoz nacional del BNG ha reivindicado los «avances» en el ámbito legislativo autonómico gracias a normas «impulsadas» por su formación y aprobadas luego por unanimidad que han colocado a Galicia «a la vanguardia».

Con todo, Pontón ha esgrimido que queda «muchísimo por hacer» para que las mujeres «no sean asesinadas por el hecho de serlo» y para que dejen de sufrir violaciones, insultos o las distintas modalidades de violencia de las que son objetos. «Queremos una sociedad sin sentencias de la minifalda o de La Manada«, ha esgrimido y ha alertado de que «no s puede bajar la guardia» porque «el negacionismo avanza». En este punto, ha cargado contra el PP, al que ha acusado de «ir de ganchete y gobernar con la extrema derecha» que «insulta llamando feminazis».   

La parlamentaria y número dos del PPdeG, Paula Prado, ha manifestado su malestar por las palabras de Pontón, al igual que el grueso de las filas populares, y ha contestado con un rotundo «no» cuándo la líder del Bloque preguntó en alusión a las alianzas de PP y Vox fuera de Galicia: «¿No gobiernan con la extrema derecha?» «Es un debate internacional», ha ironizado, desde su escaño, la diputada popular.

Pontón ha continuado con una apelación a «aislar estos discursos» y «plantarles cara», al tiempo que ha instado al Ejecutivo autonómico a asumir las propuestas del BNG: «destinar el 1%» del presupuesto a combatir la violencia machista, avanzar en los juzgados específicos y subir las ayudas a las víctimas. «Y cumplan la ley, esa ley que llevan 13 años incumpliendo», ha agregado, con el foco en la atención psicológica a las víctimas de violencia machista en el primer nivel asistencial.   

«En Galicia desde el año 2003 un total de 65 mujeres fueron asesinadas por violencias machistas, diez niños por violencia vicaria y 6.000 mujeres han sufrido agresiones machistas», ha replicado Pontón, quien ha censurado que el presidente tenga «cero propuestas» y se centre en «atacar al BNG». «No necesitó ni 30 segundos para hacer carroñerismo político con el dolor de las víctimas. No vale todo. El PP está pasando las líneas rojas de la decencia política. Es una indecencia que el PP, que calló ante la sentencia de La Manada, quiera usar el dolor de las víctimas para una campaña contra esa ley. Es una indecencia política», ha sentenciado.

Las palabras se toparon con las protestas de la bancada popular. De hecho, al término del debate el portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy, pidió la palabra para recordar y entregar una declaración institucional de la Cámara avalada por todos los grupos en la que se mostraba la disconformidad con la sentencia de La Manada.