Guía de la ‘desescalada’ en Galicia: puedo ir al cine, pero no salir de mi municipio

Los eventos de actividades culturales deberán llevar un registro de los asistentes, que tendrán que permanecer sentados todo el tiempo que dure la función a una distancia de 1,5 metros

Covid-19 en Ourense

Gente haciendo deporte en Ourense – Rosa Veiga – Europa Press

Las nuevas medidas anunciadas por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, para contener el avance del coronavirus en Galicia han entrado en vigor este miércoles con ligeras variaciones respecto a la norma anterior. Los municipios continúan cerrados, pero se permiten las actividades culturales en cines y teatros, y el comercio recupera su horario habitual. 

Con datos buenos pero “todavía no lo suficiente”, el presidente autonómico ha decidido no relajar demasiado las restricciones impuestas en esta tercera ola. La incidencia acumulada a 7 y 14 días es de 150 y 410 casos por 100.000 habitantes, respectivamente, valores inferiores a los registrados el día 7 de febrero. 

La presión hospitalaria, uno de los puntos clave a mejorar según Feijóo, ha experimentado un descenso del 14,6% respecto a los datos del 7 de febrero, mientras que los pacientes ingresados en UCI por Covid-19 se han reducido un 3,4% en datos registrados a siete días. 

Deporte y comercio

Si bien los datos han mejorado desde la entrada en vigor de las medidas decretadas para el nivel de máximo riesgo en Galicia, Feijóo ha decidido “continuar alerta” y pedir “prudencia” a los ciudadanos sin permitir grandes cambios, sino pequeñas variaciones en la norma. 

El deporte federado gallego podrá volver a ejecutarse tanto en competiciones como en entrenamientos. Se permite la apertura de la hostelería en centros logísticos o en las áreas de servicio de la Red de carreteras del Estado en Galicia, vías de alta capacidad y Red primaria básica de carreteras de Galicia con el fin de servir a los profesionales del transporte, incluso dentro de los locales. Los establecimientos y locales comerciales podrán restaurar su horario habitual, sin obligatoriedad de cerrar a las 18 horas como estaba estipulado, manteniéndose cerrados los centros y parques comerciales durante los fines de semana y días festivos. 

Residencias y universidades

Las residencias de mayores y centros de discapacidad se podrán flexibilizar las salidas y las visitas siempre que transcurran 10 días desde que los usuarios y trabajadores recibiesen la segunda dosis. Las visitas de familiares aumentan de una a tres por semana. 

Los estudiantes universitarios verán sus clases presenciales retomadas a partir del 1 de marzo, mientras que las enseñanzas especiales (conservatorios de música y danza o escuelas de idiomas, entre otros) recuperarán la presencialidad el próximo lunes 22 de febrero, excepto para la práctica de instrumentos de viento y de canto. 

Cultura y cierres perimetrales

En el ámbito cultural, las bibliotecas, archivos, museos y salas de exposición, monumentos y otros equipamientos culturales públicos y privados podrán volver a realizar actividades presenciales sin superar el 30% de la capacidad máxima permitida. Los organizadores de los eventos deberán mantener un registro de personas con sus teléfonos de contacto para ponerlo a disposición de las autoridades sanitarias por si se produce un brote. Además, los asistentes tendrán que permanecer sentados, mantener la distancia de 1,5 metros (salvo que sean convivientes) y llevar mascarilla en todo momento.

Los ayuntamientos mantendrán el cierre perimetral, mientras que la hostelería y las reuniones con personas no convivientes, dos de las medidas más polémicas, serán sometidas a revisión el próximo lunes 22.