La hostelería se debate entre demandar a la Xunta o esperar el rescate

La asociación de A Coruña anuncia una demanda tras el fallo del País Vasco mientras Santiago y Pontevedra esperarán a los movimientos de Feijóo antes de emprender acciones judiciales

Los hosteleros gallegos escenifican el "entierro" del sector, cerrado por la pandemia

Los hosteleros gallegos escenifican el «entierro» del sector, cerrado por la pandemia

Tambores de guerra en el sector hostelero. El fallo que tumba los cierres de locales en el País Vasco no solo refuerza los argumentos de los profesionales, sino que también vuelve a poner la vía judicial sobre la mesa para combatir las restricciones de la Xunta.

La primera en manifestar que ya estudia esta opción ha sido la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de A Coruña, como avanzó este medio. La Asociación Hostelería Compostela ha comunicado que se plantea la posibilidad de emular a sus compañeros coruñeses y recurrir ante la Xunta los cierres en el sector si la administración no relaja las medidas el próximo día 17. Mientras, los hosteleros pontevedreses advierten que la vía judicial exclusivamente no basta al sector, pues «lo único que va a salvar del cierre» es «un rescate».

Aunque el presidente autonómico, Alberto Núñez Feijóo, ha admitido que se flexibilizarán las restricciones si la tendencia de contagios de Covid-19 continúa a la baja como en los últimos días, la asociación compostelana no considera que «exista fundamentación científica seria y rigurosa de que la hostelería sea un sector que incide negativamente en la propagación del virus, porque los datos no lo contrastan», según apunta Lois Lopes, uno de los directivos.

Por ello, piden que se aproveche el próximo día 17 para relajar las restricciones impuestas sobre la hostelería, «mucho más duras que en otros sectores», como ya se pidió en los meses de agosto y septiembre de 2020 sin éxito. Así, la asociación de la capital dice estar «esperando a presentar medidas», confiando «en las palabras del presidente de la Xunta que dijo que iba a relajarlas la semana que viene. Si eso no fuese así reconocemos que estamos estudiando la posibilidad de presentar un recurso en base a lo que anuncie».

Por su parte, desde Hosteleros Empresarios de Pontevedra (Hoempo), Elena Vitoria ha asegurado que la asociación «lleva ya tiempo valorando varias opciones» a nivel judicial y están preparando tanto denuncias individuales como una demanda colectiva, aunque «no en la línea de los hosteleros vascos». Vitoria considera que el recurso a la justicia es «el derecho a réplica» que le queda al sector como herramienta frente a los cierres, «pero no es la solución», ha advertido, ya que «si mañana terminase la pandemia, las empresas seguiríamos sufriendo mucho igualmente».

También desde Lugo, el representante de sus hosteleros, Cheché Real, ha instado a tomar con prudencia la resolución, los términos jurídicos en los que se ha formulado y su alcance, aunque ha indicado que, si finalmente se confirma que los cierres no están justificados, esto podría dar lugar a «una avalancha de indemnizaciones tremenda».

El recurso de A Coruña

Lopes ha aclarado que, de no ver las restricciones modificadas a favor de la hostelería a partir del 17, considerarían suscribir el recurso que la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de A Coruña ha anunciado que presentará emulando el ejemplo de Euskadi, donde las asociaciones presentaron una denuncia conjunta. El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco falló a favor de los denunciantes y permitió la apertura de bares y restaurantes por no ser considerados peligrosos ni de riesgo para la salud.

Esta misma línea es la que plantean seguir desde la asociación de Santiago de Compostela en caso de presentar un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Galicia, ya que inciden en que «no hay fundamento jurídico suficiente» que demuestre que el sector supone una amenaza para la salud pública.