La otra crisis de la descarbonización: Alcoa desbanca a As Pontes como mayor contaminante de Galicia

La plataforma 'Galiza, un futuro sin carbón' denuncia que, a pesar del "acusado" descenso de actividad en 2020, Alcoa arrebata a la central de As Pontes el primer puesto como mayor contaminante

Alcoa

Imagen de archivo de la planta de Alcoa en San Cibrao

La plataforma ‘Galiza, un futuro sen carbón’, conformada por diversas organizaciones ecologistas, señala en un comunicado al complejo de Alcoa San Cibrao, de alúmina y aluminio, y la central térmica de As Pontes (A Coruña) como los mayores contaminantes de Galicia a pesar del «acusado» descenso en la actividad. Comparado con los datos de 2019, la planta de Alu Ibérica arrebata el nada codiciado primer puesto a As Pontes como complejo que más polución ha emitido.

Aunque la producción de las empresas bajó considerablemente durante el año 2020 a causa de la pandemia, la central de carbón de Endesa en As Pontes emitió ese año un millón de toneladas de dióxido de carbono (CO2), una cifra solo superada por Alcoa. La producción eléctrica en las térmicas gallegas bajó un 45,5% en 2020 (al pasar de una emisión de 2,5 a 1,5 millones de toneladas de gases causantes del cambio climático), en un ejercicio en el que se apagó en julio la central de Meirama, de Naturgy (pese a ello, en el primer semestre aumentó de 230.000 a 530.000 toneladas las emisiones).

Piden el cierre de As Pontes

Desde la plataforma exigen el cierre de la central térmica de Endesa porque «por segundo año consecutivo, la generación eléctrica en las centrales de ciclo combinado con gas fósil de As Pontes y Sabón (Naturgy) superó la obtenida a partir del carbón«. Por ello, ‘Galiza, un futuro sen carbón’ aboga por el cierre «total y definitivo» de la central coruñesa y la aceleración de una transición ecológica justa en las áreas afectadas.

El top 5 de compañías más contaminantes se completa con la central de ciclo combinado de Sabón (Naturgy), la refinería de Repsol de A Coruña y la central de Meirama, ya apagada. Así, reclama un recorte de las emisiones un 65% en 2030. Entre otras medidas, avisa de que es necesario dejar de quemar combustibles fósiles en la generación de electricidad.