La puntilla: la hostelería ve inviable el registro de clientes que plantea la Xunta

“No somos nadie para decir a alguien que se identifique”, claman las asociaciones de hostelería ante la última propuesta del Gobierno gallego para el sector por el Covid

Hosteleros exigen un plan de rescate ante el cierre del sector en Galicia

Hosteleros exigen un plan de rescate ante el cierre del sector en Galicia

Otro golpe más. El presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Lugo, Cheché Real, ha afirmado este martes que el sector no ve “viable” llevar un registro de identificación de sus clientes, entre otras cosas, porque no es su labor pedir los datos de los usuarios: “Yo no soy nadie para decirle a alguien que se identifique”, ha señalado. Así lo ha dicho después de que la Xunta trasladase al sector la propuesta de que la hostelería cuente en su desescalada con un registro de clientes para hacer seguimiento de contactos ante posibles brotes, unas medidas para las que todavía no hay fecha.

Real ha censurado que se establezca “un control de acceso mediante un código QR”, una de las propuestas de la Xunta, algo que no ven viable porque “la gente no tiene por qué tener un teléfono móvil ni tener la aplicación bajada”.

Tareas de un policía

En cuanto a la posibilidad de hacerlo manualmente o con otro sistema, ha destacado que los hosteleros tampoco ven viable que sea el empresario el que tenga que “cogerle la afiliación o la identificación” al cliente, ya que “esa no es la labor del hostelero, si no más bien de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado”. “Yo no soy quien para decirle a alguien que se identifique, podría haber problemas”, ha destacado.

Otro aspecto sobre el que quieren información es sobre el “aforo” permitido, dado que “las licencias antiguas sí tienen identificado el número de personas que puedan estar en el interior, pero las de 15 años para esta parte no lo ponen”.

Deudas con la Administración

A su vez, Cheché Real se ha referido al segundo plan de ayudas de la Xunta y a los requisitos para obtenerlas. “Otro de los problemas que veíamos es que, transcurridos tantos meses y tantos días, en las circunstancias que nos encontramos con restricciones y cierres, hay un 75% de empresas que son deudoras de la administración, que se dejó de pagar algún recibo a la Seguridad Social o de autónomos”, ha subrayado.

Por ello, una de las cuestiones que se han trasladado a la Xunta es como “puede ser posible saltar” la obligación de estar al día en el pago a distintas administraciones para obtener las ayudas. “De lo contrario, estas ayudas llegarían a una mínima parte de la gente, porque el que más y el que menos tienen alguna deuda, incluso una multa de tráfico”, ha zanjado.