La uva salvará las facturas de otoño a 15.000 españoles

El 'boca a boca' es crucial a la hora de encontrar un empleo como vendimiador en Francia, recuerda CC.OO

La uva salvará las facturas de otoño a 15.000 españoles

Miles de españoles pagarán este otoño las facturas recogiendo uva en las explotaciones vinícolas francesas, en una campaña que arranca esta semana. El año pasado fueron 14.700; a todos ellos, el Ministerio de Empleo les recomienda tener asegurado el transporte y el alojamiento, dominar el francés y tener la documentación en regla antes de desplazarse al país galo.

No obstante, el punto número uno es otro: para encontrar un empleo lo primordial es el boca a boca. «[Los puestos de vendimiador] se cubren por transmisión directa, familiares, amigos y conocidos de la cuadrilla o municipio», alerta Feagra-CCOO. Segun este sindicato, el acceso «fuera del circuito» es difícil, y desplazarse a Francia sin contrato, una temeridad.

¿Qué hago?

Para encontrar un empleo, hay dos opciones. Una, dirigirse a vendimiadores que ya han hecho campañas. «Las ofertas las remite el patrono/a directamente al trabajador y trabajadora porque se conocen de años campañas anteriores, y estos/as trabajadores/as repetidores buscan para formar la cuadrilla o colla, a familiares, amistades y vecinos», explica CC.OO.

La otra opción es peinar páginas web como www.anefa-emploi.org, http://www.njobs.fr/emploi-vendanges.htm, http://www.indeed.fr/emplois?q=vendanges&l o http://www.pole-emploi.fr/accueil/ en la que figuran algunas ofertas de empleo. Todos los contratos, avisa el Ministerio de Empleo, seran temporales.

¿Cuánto cobraré?

Con lo que respecta a condiciones, CC.OO avisa que un vendimador debería cobrar este año 9,61 euros la hora por 35 horas semanales. A esta cantidad se le deducen los costes para el empresario, pero aumenta si se realizan horas extras y con los subsidios por hijos a cargo.

Cualquiera el salario, el sindicato insiste a los vendimiadores españoles que el empresario deberá presentar el contrato dos días después de empezar a trabajar. La duración máxima del acuerdo laboral es de seis meses, y debería incluir las vacaciones pagadas y un seguro por accidente o incapacidad.

A los que consigan un puesto, Empleo advierte de ciertos riesgos. «Es conveniente cambiar a menudo de posición y mantener recta la espalda», ya que el trabajo se realiza de cuclillas o inclinado. No en vano, muchos vendimiadores son jóvenes con y sin titulación que nunca antes han trabajado en el campo.