¿Mayor de 50 años y sin vacuna del Covid? Sanidade repescará a 20.000 personas cada semana

La Xunta dejará espacio en la campaña de vacunación para recuperar a aquellas personas que, por edad, deberían haber recibido ya la dosis, pero que no acudieron a la cita o no fueron llamadas

Profesionales sanitarios participan en la primera vacunación masiva llevada a cabo en el Ifevi, en Vigo - EUROPA PRESS

Profesionales sanitarios participan en la primera vacunación masiva llevada a cabo en el Ifevi, en Vigo – EUROPA PRESS

Sanidade quiere dar un acelerón a las llamadas repescas. Volverá a citar a personas a las que, por su franja de edad, les correspondía haber recibido la vacuna del coronavirus, pero que, sin embargo, no han comenzado la inmunización por diversos motivos, normalmente porque no acudieron a la cita o no fueron llamados por el Sergas cuando les tocaba en base al calendario de vacunación.

Para corregir esto, la Xunta pretende “repescar” a unas 20.000 personas a la semana, por lo que dejará huecos en la campaña regular de vacunación, que ahora avanza entre la población de 40 a 49 años. Dicho de otra manera, las repescas afectan a los mayores de 50 años, aunque las llamadas se realizarán siguiendo el orden habitual y comenzando por los mayores de 80 años.

Alberto Núñez Feijóo explicó que se espera un mayor absentismo en los colectivos más jóvenes a los que se está citando ahora, lo que facilita que se pueda realizar un mayor número de repescas.

Vacunar con un sistema “mixto”

El presidente de la Xunta explicó que a partir de julio se utilizará un sistema mixto para llamar a los ciudadanos.  Como avanzó este martes el conselleiro de Sanidade, habrá una “citación automática”, la que se está realizando desde que llegaron las vacunas, y, simultáneamente, se ofrecerá la posibilidad de que los ciudadanos “notifiquen su interés por ser vacunados” y soliciten cita para recibir la dosis. “Intentaremos gestionar esos dos sistemas con la máxima eficacia”, dijo Feijóo, que apuntó a los compromisos laborales o a la planificación de las vacaciones como motivos para escoger la fecha más idónea para recibir la vacuna.

“La adherencia a las llamadas será menor y esos huecos queremos cubrirlos con voluntarios para que no haya falta de público asistente y perdamos vacunas”, insistió el dirigente gallego.