Toque de queda: Feijóo retrasa la decisión; García-Page y Ximo Puig quieren mantenerlo

La mitad de las comunidades se han pronunciado ya acerca de su decisión de qué medidas tomar tras el fin del estado de alarma, que dejará un mapa de restricciones muy irregular

Una terraza de un bar vacía en Vigo. EFE/Salvador Sas/Archivo

Una terraza de un bar vacía en Vigo. EFE/Salvador Sas/Archivo

La incertidumbre acerca de qué pasará en cada comunidad tras el fin del estado de alarma crece por momentos. La mayoría de autonomías han decidido esperar al fin de semana para concretar con qué medidas planean seguir adelante y cuáles decaerán. Galicia pertenece a este grupo, mientras que otras comunidades como Castilla La-Mancha y la Comunidad Valenciana han expresado su clara intención de continuar con restricciones como el toque de queda.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que se mostró a favor de prorrogar el estado de alarma hace tres semanas, ha pospuesto la toma de decisiones tras la reunión del Consejo Interterritorial de Salud que se celebrará el miércoles, y que repercutirá enormemente en lo que el comité clínico le transmita al presidente el jueves. El líder gallego apuesta por ver el desarrollo de las cifras en la comunidad y, posteriormente, ir abriendo la puerta a relajar medidas como el toque de queda y la ampliación de horarios, temas que se abordarán tras la reunión del comité.

La posición de las autonomías

Aproximadamente la mitad de las comunidades se han pronunciado acerca de qué medidas adoptarán tras el 9 de mayo. Aragón continuará con confinamientos, pero eliminará el el toque de queda y el cierre de la autonomía. Asturias ha anunciado algunas medidas como extensión de los horarios de hostelería, mientras que Cataluña y La Rioja levantarán el cierre perimetral y toque de queda. Cantabria ha avanzado que «se desconfina», Andalucía termina con el toque de queda el lunes, mientras que Euskadi está a la espera pero ha avanzado que planea seguir con todas las restricciones, de tener competencias.

Las autonomías más indecisas, que todavía no han aclarado ningún aspecto de sus planes después del 9 de mayo, son Castilla y León (que también decidirá el jueves, como Galicia), Baleares, Navarra, Canarias, Extremadura, Murcia y Madrid. Sea como sea, se prevé un mapa irregular de restricciones una vez termine el estado de alarma, con medidas muy diferentes según la comunidad.

El Supremo tendrá la última palabra

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes un real decreto ley para permitir a las comunidades autónomas acudir en «auxilio» al Tribunal Supremo si los Tribunales Superiores de Justicia (TSJ) tumban sus restricciones para seguir luchando contra la pandemia, una vez decaiga el estado de alarma.

Así, se abre un camino para que las comunidades puedan seguir adoptando medidas que supongan la limitación de derechos o libertades fundamentales, como los cierres perimetrales o el toque de queda. No se descarta que se puedan mantener estas restricciones, pero la última palabra al respecto recaerá en el Supremo.