¿Qué pasa tras el estado de alarma? Galicia se inclina por cierres municipales y limitación horaria

Habrá que esperar a final de semana para conocer las medidas que la Xunta pretende aplicar ante el decaimiento del estado de alarma

Imagen de una terraza en A Coruña. Foto: Europa Press

Imagen de una terraza en A Coruña. Foto: Europa Press

Las comunidades autonómicas comienzan a moverse para determinar las medidas que aplicarán una vez decaiga el estado de alarma. La reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud del próximo miércoles marcará los pasos a seguir. De hecho, la Xunta de Galicia retrasa hasta final de semana la toma de decisiones por este motivo.

En cualquier caso, las restricciones continuarán después del estado de alarma. El comité clínico se inclina por seguir aplicando cierres perimetrales en los municipios y limitaciones en los horarios de las actividades, singularmente en la hostelería, siempre que sea preciso. Con todo, habrá que esperar a final de semana para que las medidas se concreten.

La apuesta del comité clínico

En declaraciones a Europa Press, la exconselleira de Sanidade Pilar Farjas, miembro del comité clínico, explicó que el grupo de expertos que asesora al Gobierno gallego en materia de Covid defiende aplicar las restricciones en los horarios de apertura de las actividades como una medida “que ha sido eficaz” para controlar la pandemia.

Esta situación la relaciona con el levantamiento del toque de queda, que Galicia no sometió a consideración de los tribunales como así hizo con los cierres perimetrales –el primero el de la comarca de A Mariña en julio del año pasado–, y que contó con el apoyo del TSXG. En este sentido, Farjas defiende, como integrante del comité clínico y en consonancia con lo que se habla en su seno, mantener medidas locales de cierres perimetrales y restricciones en horario que, de facto, se conviertan en una especie limitación de movilidad nocturna.

En declaraciones a los medios este lunes, Feijóo ha señalado que los datos epidemiológicos de la comunidad gallega permiten «ampliar horarios e ir dejando sin efecto el toque de queda», pero igualmente ha remitido a finales de semana y a conocer los parámetros comunes para definir cuáles serán las medidas autonómicas.

Durante su intervención, Feijóo ha destacado que todas las medidas adoptadas en el comité clínico fueron «aceptadas» por el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) pero ahora «se abre una nueva etapa» y hay que esperar a ver qué ocurre el próximo miércoles.

Medidas en vigor el fin de semana

«A ver qué dice el Gobierno central y, por lo tanto, una vez que tengamos el parámetro de comportamiento nacional, de toda España, veremos cómo concretamos los parámetros», dijo Feijóo. “Galicia va a esperar hasta el miércoles y, después, probablemente, el comité clínico concretará el alcance del contenido de las normas gallegas, para que entren en vigor este mismo fin de semana”, apuntó.

Esto supone algunos cambios conforme al funcionamiento que venía teniendo el comité clínico –y el subcomité– con respecto a la toma de decisiones. Hasta ahora, los comités del martes adoptaban medidas que entraban en vigor los viernes y los subcomités del viernes tenían vigencia a partir del lunes siguiente. Con todo, con el fin del estado de alarma que se hace efectivo este fin de semana, la Xunta adelantará decisiones para que estén vigentes en cuanto decaiga la medida estatal y reunirá esta vez al comité clínico con toda probabilidad el jueves.

Así las cosas, en el comité clínico de este martes no está encima de la mesa ninguna medida de calado más allá de continuar analizando los datos ayuntamiento por ayuntamiento para mantener, en función de cada situación, los niveles de restricciones que correspondan a cada uno de ellos.

Lo fundamental ahora: acotar los brotes

Pilar Farjas también ha destacado que la situación gallega está «estabilizada», tanto en contagios como en hospitales, de forma que encadena «tres meses» con una situación favorable. Ahora, ha explicado, se está prestando especial atención a los «brotes» y su «vigilancia», con una estrategia de búsqueda en áreas como la «actividad económica».

De hecho, Galicia viene de ampliar a siete días la búsqueda activa de casos cuando se da un contagio, si bien los protocolos que rigen para el conjunto del Estado se limitan a las 48 horas antes del contacto estrecho con un positivo, con la obligatoriedad de guardar cuarentena. En este caso, el Sergas ha anunciado un sistema de rastreo ampliado, que no implica quedarse en el domicilio pero sí el ofrecimiento de realizar una PCR para detectar el virus.

«La estrategia sigue siendo la vigilancia, la búsqueda de asintomáticos…«, ha explicado la exconselleira, quien ha destacado que Galicia, pese a la ampliación de horarios de la hostelería, está consiguiendo «controlar» el impacto y que «no se vea reflejado» en los datos.

Sobre decisiones como la ampliación de la restauración, ha incidido en que el comité clínico es partidario de «ir poco a poco». En todo caso, ha señalado que la comunidad tiene todos los datos «actualizados» y una «sistemática» de trabajo que permite argumentar todas las decisiones que se vayan adoptando para que, llegado el momento, sean sometidas a los tribunales de justicia.