Grupos de guardias civiles reclaman reforzar la plantilla del Seprona para reducir los incendios

La asociación Justicia para la Guardia Civil sostiene que la mayor presencia de patrullas ayudaría a tener un mayor control de las zonas rurales de alto riesgo de fuegos

Vista del incendio que arrasa los alrededores de la localidad de Campobecerros

Vista del incendio que arrasa los alrededores de la localidad de Campobecerros. EFE/ Sxenick

La asociación Justicia para la Guardia Civil (Jucil) ha reclamado este lunes la necesidad de reforzar la plantilla del Seprona para reducir el número de incendios. En este sentido, han destacado que la labor preventiva y de análisis es “crucial” y que la mayor presencia de patrullas ayudaría a tener un mayor control y visualización de las zonas rurales de alto riesgo de fuegos.

Desde Jucil han denunciado que “en pleno verano y ante la falta generalizada de agentes” se utiliza a las a las patrullas del Seprona para realizar labores de seguridad ciudadana. De esta forma, los agentes deben prestar servicio en acontecimientos como encuentros deportivos, festejos, encierros taurinos, así como en festivales musicales.

Así, desde la asociación han puesto como ejemplo que efectivos del Seprona supervisaron la semana pasada una carrera de burros en el municipio de O Saviñao en vez de permanecer vigilando zonas sensibles de incendios en la provincia de Lugo.

Más refuerzos para el Seprona

En un comunicado, Jucil, que ha destacado la complejidad de los entornos en los que el Seprona está desplegado, ha denunciado el «alarmante déficit de efectivos» que sufre la unidad, cuya plantilla está «incompleta».

Según la asociación, no se ha renovado en los últimos 24 años, que es cuando se creó la unidad. Los efectivos del Seprona no superan los 1.522 en la actualidad en todo el territorio nacional y representan poco más del 2 por ciento de toda la plantilla de la Guardia Civil.

El secretario general de Jucil, Ernesto Vilariño, ha señalado que «ya en 2010 el coronel jefe interino del servicio del Seprona, Jesús Rodríguez Lorenzo, hizo unas declaraciones en las que apuntaba la necesidad de contar con unos 800 efectivos más de los 1.804 que había en ese momento».

Así, resalta Jucil, el número de agentes no solo se ha reducido de manera preocupante en un 15 por ciento desde que se hicieron estos cálculos hace 14 años, sino que no ha aumentado la plantilla desde la creación de esta unidad, algo que les «preocupa especialmente, ya que se ha perdido la capacidad operativa de la Guardia Civil en los montes y el entorno rural en general», ha añadido.

La asociación ha recordado que «los incendios se han convertido en una materia especialmente sensible» y ha recalcado la importancia de las labores preventivas. «Con un mayor número de patrullas se ampliaría la capacidad de visualización de las zonas de alto riesgo», ha explicado, señalando también «la posibilidad de detectar, por ejemplo, entornos donde es necesario limpiar zonas boscosas».