La mayor mina de litio de Europa, a 20 kilómetros de Galicia, arranca el año que viene

Savannah Resources somete a consulta pública su proyecto para abrir la Mina do Barroso, situada en la frontera con Galicia, con la que espera generar más de 800 empleos

Savannah Resources

Imagen de la maquinaria de Savannah Resources durante los sondeos preliminares en la Mina do Barroso

Portugal allana el camino para la mayor mina de litio de todo el oeste de Europa. La Agência Portuguesa do Ambiente ha dado luz verde a la evaluación de impacto ambiental y ha sometido a exposición pública el proyecto que Savannah Resources ha presentado para abrir el yacimiento de Mina do Barroso, situada a apenas 20 kilómetros de la frontera con Galicia.

La compañía somete ahora su plan a consulta pública por un periodo de 40 días (hasta el 2 de junio) y, en el caso de que el comité de evaluación acabe aprobando definitivamente el proyecto, la compañía calcula que podría comenzar a levantar su complejo minero ya el año que viene. “La construcción está encaminada a que comience en 2022 y la producción a escala comercial, en 2023”, revela la compañía a través de un comunicado remitido al regulador bursátil de Reino Unido.

“Esperamos que la Mina do Barroso otorgue a Europa una fuente local, segura y a largo plazo estratégicamente importante de litio. El proyecto es una parte vital de la cadena de valor de las baterías de litio que no solo traerá crecimiento económico a la Península Ibérica, sino también importantes beneficios ambientales a través de una reducción de las emisiones de CO2 impulsada por la revolución de los vehículos eléctricos”, ha asegurado su consejero delegado, David Archer, en el citado documento.

¿Más de 800 empleos con Galicia como aliada?

Savannah Resources defiende que su proyecto servirá para armar los cimientos de la industria de los vehículos eléctricos. No en vano, según los cálculos de la compañía, de la Mina do Barroso (situada en la villa lusa de Montalegre) podrían salir cada año unas 175.000 toneladas de litio. “Contaría con una capacidad de producción anual de litio suficiente para abastecer a cerca de 500.000 vehículos eléctricos”, destaca la firma.

Según sus estimaciones, el proyecto, que contempla tanto la extracción del mineral como su posterior procesamiento en una planta cuya construcción podría arrancar ya en 2022, permitiría crear un total de 215 puestos de trabajo directos. A ellos se sumarían otros “500-600” indirectos, que podrían dejar su huella en Galicia.

Y es que el propio Gobierno luso esbozó en su plan de recuperación y resiliencia para captar fondos europeos un proyecto transfronterizo para extraer todo el potencial de sus yacimientos de litio junto a comunidades como Galicia, Castilla y León o Extremadura. “Portugal pretende desarrollar con España una cadena industrial y de innovación de procesos y productos, completa, que permita el buen aprovechamiento -usando técnicas de minería verde- del litio existente en los dos países”, recogía el documento.

Ampliación de capital millonaria e inversión de Galp

Savannah Resources, que tiene los derechos de explotación sobre la Mina do Barroso como principal activo (hasta 2036, prorrogable por otros 20 años), se ha puesto manos a la obra con la captación de financiación para dar forma a su proyecto. Si en enero era la petrolera Galp la que anunciaba la compra del 10% de la mina por 5,3 millones de euros, además de reservarse unas 100.000 toneladas de litio al año, casi la mitad de su capacidad de producción total.

A este movimiento se suma el puesto en marcha esta semana. Se trata de una ampliación de capital por valor de 12 millones de euros con el que la compañía espera ganar músculo financiero con la expectativa de poder arrancar los trabajos de construcción en 2022. “Los 10,3 millones de libras (12 millones de euros), sumados a los 6,4 millones de dólares (5,3 millones de euros) de inversión esperada de Galp Energía en la Mina do Barroso (…) ponen a Savannah en una fuerte posición financiera mientras seguimos dando pasos por el desarrollo de la Mina do Barroso”, destaca la firma, que se enfrenta al rechazo de colectivos ecologistas por su proyecto a las puertas de Galicia.

https://www.instagram.com/unidosemdefesadecovasdobarroso/

Un grupo de vecinos se ha agrupado en torno a la plataforma Em defensa de Covas do Barroso por el, a su juicio, impacto ambiental que podría tener el yacimiento, unas quejas a las que también se ha sumado el alcalde de Boticas, municipio limítrofe a Montalegre. «El 95% de la población está en contra de la mina. Porque no tenemos tanta gente en paro. No la tenemos. Será gente que vendrá de fuera. Vendrá por la mañana en furgonetas y volverá al final del día a otros municipios. Esto no crea riqueza, sino que destruirá otros puestos de trabajo que ahora tenemos en el turismo rural, la gastronomía y la agricultura», ha señalado Fernando Queiroga en declaraciones al portal Euronews.