Reapertura de la hostelería: Vigo, Santiago y Ourense salen de la zona de peligro

Feijóo promete que buena parte de la hostelería de Galicia retomará actividad a partir de la próxima semana, aunque el sector coruñés cree que tendrá que esperar dada la tasa de incidencia

El mobiliario de la terraza de un bar amontonado en una de las esquinas de la plaza María Pita, con la sede del concello de A Coruña. EFE/ Cabalar

El mobiliario de la terraza de un bar amontonado en una de las esquinas de la plaza María Pita, con la sede del concello de A Coruña. EFE/ Cabalar

Este viernes, los datos sobre la incidencia del coronavirus aportados por el Ministerio de Sanidad revelan que ya hay ocho comunidades que han abandonado la situación de riesgo extremo, es decir, su tasa de contagios por cada 100.000 habitantes a 14 días está por debajo de los 250 casos. Se trata de Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Extremadura, Murcia, Navarra y La Rioja. Galicia no está en este pelotón adelantado, si bien se encuentra cerca, con una incidencia acumulada de 263 casos, por debajo de la media estatal.

Con estos datos sobre la mesa, la comunidad gallega ya ha comenzado la desescalada. Si esta semana se procedió a ampliar el horario del comercio, la que viene el sector de la hostelería espera que comience el levantamiento de restricciones. El propio presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, indicó esta jornada, en una entrevista en Madrid, que la próxima semana reabrirá “buena parte de la hostelería”, que permanece con la persiana bajada desde hace un mes. El dirigente gallego no aclaró, sin embargo, con qué intensidad y con qué horario. Todo dependerá de la reunión del comité clínico del próximo lunes. En todo caso, todo hace indicar que la desescalada de la hostelería no será simultánea en el territorio, aunque sí gradual. En las últimas reuniones de la Xunta con el sector hostelero se barajaba una vuelta de la hostelería en las zonas con mejor situación epidemiológica, que mantendría en cualquier caso restricciones de aforo del 50% en el interior de los locales y del 30% en las terrazas.

Las ciudades ‘mejor posicionadas’

Pero, ¿qué zonas de Galicia se encuentran mejor posicionadas para el comienzo de la reapertura de bares y restaurantes? De las siete ciudades, que acumulan a la mayor parte de la población gallega, por el momento, solo tres presentan una incidencia acumulada a 14 días inferior a los 250 casos por cada 100.000 habitantes. Son Vigo, Ourense y Santiago. La Xunta no ofrece datos de incidencia acumulada del virus por municipios, pero se puede extraer un cálculo aproximado, teniendo en cuenta los contagios en los últimos 14 días y el volumen de población. De las siete ciudades, la olívica es la que presenta una mejor tasa, que ronda los 185 casos por cada 100.000 habitantes. Santiago tendría una incidencia acumulada cercana a los 215 casos mientras que Ourense está en el entorno de los 230.

Lugo y Pontevedra les siguen de cerca. La ciudad de las murallas presenta una incidencia, en las últimas dos semanas, que ronda los 260 casos por cada 100.000 habitantes, mientras que Pontevedra sobrepasa los 270 casos.

Los peores ratios son los de Ferrol y A Coruña. La primera tiene una incidencia cercana a los 430 casos por cada 100.000 habitantes, mientras que la segunda roza una incidencia de 470 casos. Esto hace pensar que, a pesar de la fuerte bajada de contagios experimentada en la última semana, la reapertura de la hostelería tendrá que esperar en estas áreas.

Un sector ahogado

Representantes del sector de la hostelería coruñesa piden a la Xunta que tenga en cuenta la bajada de contagios que está experimentado la ciudad herculina en la última semana. Este jueves, el TSXG hizo público el auto que rechaza suspender de forma cautelarísima, tal y como solicitaba la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de A Coruña, la orden de cierre de los bares, cafeterías y restaurantes decretada por la Consellería de Sanidade del Gobierno gallego el pasado 26 de enero. Los colectivos hosteleros manifiestan que la situación económica que atraviesan está abocando a muchos negocios al cierre. Lamentan, además, que la próxima tanda de ayudas no llegará de forma efectiva hasta marzo, por lo que necesitan volver a abrir cuanto antes.

El horizonte de marzo

En todo caso, y a la espera de la reunión del comité clínico del lunes, fuentes consultadas por este medio indican que la desescalada y los levantamientos perimetrales, al menos en la comarca de A Coruña, podrían dilatarse hasta entrado el mes de marzo.

Al margen de las tasas de incidencia del virus, la Consellería de Sanidade también observa con especial atención la evolución de la presión hospitalaria que, aunque mejora, todavía “preocupa”, según declaró este viernes el conselleiro Julio García Comesaña. A pesar de la caída de la última semana, el área sanitaria de A Coruña-Cee continúa como la de mayor número de pacientes Covid, con 247 ingresados, de los que 59 están en cuidados intensivos.

Más de un centenar del concellos con riesgo alto

En el conjunto de Galicia, cerca de un 40% de los ayuntamientos presentan todavía tasas de incidencia que sobrepasan los 250 contagios por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, el umbral a partir del que se entra en “riesgo extremo” según las autoridades sanitarias. En la provincia de A Coruña más de medio centenar de ayuntamientos se encuentran en esta situación. Además de A Coruña y Ferrol destacan otros concellos de alta densidad como Neda, Fene o Narón, además de Oleiros, Sada, Culleredo, Arteixo, Laracha o Carballo. Cee, Carballo, Padrón, Arzúa o Boqueixón tampoco han logrado todavía rebajar el umbral de los 250 contagios.

La provincia pontevedresa ronda la treintena de ayuntamientos aún en tasa de riesgo extremo. Entre ellos, además de Pontevedra, se encuentran municipios como Cambados, Silleda, Poio, Mos, Redondela o O Porriño. Ourense suma 26 concellos de alto riesgo mientras que Lugo es la provincia con menor número de ayuntamientos en rojo, con cerca de una docena.