El Gobierno enviará a Barcelona a unos 600 agentes de las brigadas antidisturbios el próximo 21-D y a un total de 1.000 policías

Más de 9.000 policías blindarán Cataluña en el Consejo de Ministros

stop

El despliegue policial en Cataluña contempla un despliegue de máximos entre mossos, policías, guardias civiles y urbanos por el Consejo de Ministros

Economía Digital

El Gobierno enviará a Barcelona a unos 600 agentes de las brigadas antidisturbios el próximo 21-D y a un total de 1.000 policías

Madrid, 14 de diciembre de 2018 (10:31 CET)

Gobierno y Generalitat blindarán Cataluña con más de 9.000 agentes en el Consejo de Ministros en Barcelona del próximo 21 de diciembre. El dispositivo de seguridad, que todavía está en fase organizativa, contempla un despliegue por ahora de máximos entre mossos d'esquadra, policías, guardias civiles y guardias urbanos.

El Ministerio del Interior ha convocado ya a un millar de agentes de la Policía y la Guardia Civil que se desplegarán entre el 18 y el 23 de diciembre en la ciudad, según informa El País.

Los mossos, criticados por su pasividad ante los CDR, tampoco tienen cerrado aún su despliegue. La Fiscalía Superior de Cataluña investiga la actuación de los agentes autonómicos que no tomaron medidas durante la invasión de la calzada de la autopista AP-7 a su paso por Ampolla (Tarragona), el 8 y 9 de diciembre.

El ministerio ha movilizado una cantidad similar de agentes que en la Diada o durante el aniversario del referéndum del 1 de octubre. En ninguna de esas fechas, los cuerpos estatales tuvieron que intervenir.

Gran dispositivo policial

Para el Consejo de Ministro se espera la movilización al menos de 8.000 mossos, prácticamente la mitad del cuerpo (16.500 agentes) para garantizar el orden público. El lugar elegido por el Ejecutivo para la celebración del Consejo es la Llotja de Mar, un señorial edificio ubicado en el centro político de la ciudad.

La guardia urbana tendrá un papel fundamental también ese día, puesto que uno de los principales problemas que supone ese emplazamiento es la movilidad debido a la proximidad de la Llotja de Mar con la Ronda de Litoral, una arteria básica de la ciudad. Fuentes policiales calculan que se pueden activar unos 300 agentes.

Pedro Sánchez, y su equipo se desplazarán directamente desde el aeropuerto de El Prat el mismo viernes y llegarán por carretera hasta la Llotja. La intención es que la reunión del Consejo, que suele empezar a las 10 horas y durar hasta las 13, acabe un poco antes.

Se espera que los mossos d’esquadra opten por cortar toda la zona del centro de la ciudad para evitar cualquier altercado con la comitiva presidencial. Por su parte, la policía se haría cargo de la seguridad de algunos de los edificios dependientes del Estado. 

Además, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha ofrecido ya formalmente al Govern una reunión entre Sánchez y el presidente de la Generalitat, Quim Torra.

Llamamientos de protesta

Los llamados Comités de Defensa de la República (CDR) planean bloquear puntos neurálgicos para las comunicaciones. También han lanzado una convocatoria de una concentración que pretenden masiva el día 21 por la mañana frente a la sede de la Cambra.

Por su parte, la Assemblea Nacional Catalana (ANC) planea colapsar Barcelona con una concentración de vehículos a motor, y Òmnium Cultural propone celebrar un "consejo popular de ministros" en la vía pública, en un lugar que aún no ha sido anunciado.

Ante esto, Esquerra Republicana aboga por tratar de que el conjunto del independentismo consensuara las protestas de forma unitaria, para asegurarse de que responden a "estrategias y objetivos comunes" y exorcizar el riesgo de que se descontrolen.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad