Joan Subirats, con Ada Colau, durante su presentación como comisionado de Cultura, en noviembre de 2017. /EFE/Quique García

Ada Colau ya tiene a su número dos para las municipales

stop

Joan Subirats, miembro del núcleo fundacional de Barcelona en Comú y actual comisionado de Cultura, será el segundo de la alcaldesa en la lista del 26-M

Economía Digital

Joan Subirats, con Ada Colau, durante su presentación como comisionado de Cultura, en noviembre de 2017. /EFE/Quique García

Barcelona, 23 de enero de 2019 (18:21 CET)

El actual comisionado de cultura del Ayuntamiento de Barcelona, Joan Subirats, será el número dos de la alcaldesa Ada Colau en su candidatura a las elecciones municipales del 26 de mayo.

Subirats es un hombre de confianza de la alcaldesa desde que inició su aventura política, y ahora, tras el anuncio del primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, de que no repetirá en una lista municipal porque concurrirá a las europeas, Colau le ha ofrecido ser su lugarteniente en el intento de mantener la alcaldía cuatro años más y él ha accedido, según ha avanzado Europa Press y ha confirmado la propia alcaldesa en la conferencia que da este miércoles por la tarde en el Colegio de Periodistas.

La elección de Subirats puede venderse como una apuesta por la cultura, un aspecto que en ocasiones se ha acusado a BC de tener descuidado. Pero significa, sobre todo, que Colau se apoya en uno de los que desde el principio ha estado entre los ideólogos de su proyecto. 

Subirats, fundador del Instituto de Gobierno y Políticas Públicas de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), fue uno de los impulsores de Barcelona en Comú quan la formación estaba en un estadio meramente embrionario.

Salto a la primera fila

Pese a estar en ese núcleo duro fundacional, Subirats prefirió en un primer momento mantenerse en segundo plano, hasta que Colau recurrió a él tras expulsar el gobierno municipal al PSC. Inicialmente, a los comunes les habían acusado de descuidar el área de Cultura, que con el acuerdo con los socialistas había asumido el jefe de filas de estos en Barcelona, Jaume Collboni. Con la salida de este del ejecutivo municipal, la alcaldesa convenció a Subirats para dar un paso al frente y lo designó comisionado de Cultura en noviembre de 2017.

Ahora, de nuevo a petición de Colau, Subirats da otro paso al frente y se sitúa como nuevo hombre fuerte de la alcaldesa, en un puesto para el que también había sonado el actual gerente municipal y antecesor de Collboni como jefe de filas de los socialistas en el consistorio, Jordi Martí.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad